Ecologistas se felicita por la resolución del Algarrobico

 

Ecologistas se felicita por la resolución del Algarrobico

Hotel del Algarrobico
EUROPA PRESS
Actualizado 14/11/2012 19:29:38 CET

SEVILLA, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

La asociación Ecologistas en Acción se ha congratulado de la última resolución del Tribunal Supremo (TS), que en una providencia ha desestimado un incidente de nulidad promovido por la empresa Azata, promotora del hotel en el paraje del Algarrobico, en Carboneras (Almería), y ha rechazado que tenga derecho a percibir indemnización por parte de la administración en caso de derribo.

La portavoz de Ecologistas en Acción en Andalucía, Dolores Yllescas, ha indicado a Europa Press que, en este sentido, el caso se ha convertido en un "tremendo culebrón" y en un botón de muestra de "lo difícil que es tirar o derribar cualquier tipo de edificación ilegal en este país".

"Indudablemente nos alegramos, pero si todo este proceso jurídico respecto a una cosa tan aparatosa y visible tarda tanto, qué se puede esperar de las miles de viviendas ilegales existentes en Andalucía, siendo el Algarrobico lo que más ha trascendido no solo por su tamaño, sino por pertenecer a la industria hotelera, señera en la comunidad", ha subrayado Yllescas.

Y es que la portavoz andaluza de Ecologistas en Acción ha aludido a construcciones fuera de la legalidad "de todo tipo", tales como naves rústicas, industriales, invernaderos o agronómicas. Por ello, ha solicitado el cumplimiento de la normativa de ordenación del territorio, "materia que en Andalucía se encuentra al margen de la ley".

Al respecto, ha aludido a la posible amnistía mediante la cual el Gobierno podría regularizar viviendas no inscritas en el catastro a cambio de una cantidad económica baja, lamentando que con esta iniciativa, "una vez más, se facilitan las viviendas, ampliaciones y modificaciones ilegales".

Yllescas ha incidido en que la actual situación del complejo de Carboneras se da gracias a la Ley de Costas a la que se remiten los jueces, puesto que las administraciones "no han actuado con celeridad para pararlo", algo que, recuerda, queda de manifiesto en la providencia del Supremo, con la "incuria" que reconoce a la administración general del Estado.

Por último, ha manifestado que "esperamos que algún día los andaluces podamos ver derribado el Algarrobico, y poder así decir que algo se tiró, y que sirva de modelo de experiencia y norma para las construcciones ilegales".

EL DAÑO, INDEPENDIENTE DE LA "INCURIA" DE LA ADMINISTRACIÓN

El Alto Tribunal, en una providencia a la que ha tenido acceso Europa Press, confirma que no existe responsabilidad patrimonial por parte de la Dirección General de Costas, al tiempo que desvincula el perjuicio que la mercantil alega haber sufrido de la "actuación descuidada" del Estado al no haber promovido la revisión del Plan Parcial del sector ST-1 donde se asienta el inmueble y haber informado favorablemente la aprobación de la norma urbanística de Carboneras que calificaba el paraje como suelo urbanizable.

Sostiene el Supremo en su resolución, contra la que no cabe recurso, que el daño que argumenta Azata es una "cuestión completamente independiente" de la "incuria" que sí le reconoce a la administración general del Estado y confirma, de este modo, la sentencia dictada el 18 de julio por la que dictaminaba que el hotel de una veintena de plantas y 411 habitaciones viola la Ley de Costas al invadir parcialmente los 10 metros de servidumbre del dominio marítimo-terrestre.

La promotora del hotel presentó un incidente de nulidad contra el citado fallo al estimar que contradecía en sus pronunciamientos sobre la responsabilidad patrimonial del Estado a la sentencia previa de la misma sala y sección, fechada en marzo, por la que se ratificaba una resolución de la Audiencia Nacional (AN) que también declaraba la ilegalidad del hotel por contravenir la Ley de Costas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies