Ecologistas piden a Sánchez el fin del 'fracking' y el 'impuesto al sol' en tres meses

Directores de Amigos de la Tierra, Ecologistas, WWF, SEO/BirdLife, Greenpeace
EUROPA PRESS
Publicado 14/06/2018 15:06:59CET

   MADRID, 14 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Las cinco principales organizaciones ecologistas han pedido al presidente Pedro Sánchez, que en sus primeros 100 días de Gobierno presente una serie de medidas que consideran "inmediatas" y "urgentes", como es la prohibición del 'fracking', eliminar el 'impuesto al sol', que alcance un Pacto por el Agua o que se oponga a la modificación de la Ley de Patrimonio Natural, entre otras cuestiones.

   Ecologistas en Acción, Greenpeace, WWF, SEO/BirdLife y Amigos de la Tierra han presentado este jueves en Madrid sus propuestas, entre las que se encuentran, la presentación de un proyecto de Ley de Cambio Climático. En concreto, quieren que Sánchez desbloquee la Proposición de Ley de autoconsumo eliminando el 'impuesto al sol' y la prohibición de las prospecciones petrolíferas en el mar y tierra (incluyendo el 'fracking') como primeras medidas.

   Igualmente, insisten en que establezca un calendario para el cierre de las centrales nucleares y el carbón en 2025 y su sustitución por energías renovables. En este sentido, recuerdan que la primavera de 2019 es "clave" para saber cuál es la posición del Gobierno de Sánchez, al ser la fecha en que acaba la licencia de Almaraz, por lo que el Ejecutivo "se va a tener que retratar" con la decisión que tome.

   Asimismo, proponen la reevaluación de proyectos de interconexiones gasistas y el cese del Midcat (proyecto de gaseoducto España-Francia).

   También exigen a Sánchez que anuncie y elabore una ley de Fiscalidad Ambiental que prime las buenas prácticas medioambientales y eliminar todos los subsidios perversos para el medio ambiente, y que lidere la defensa de la Directiva Marco de Agua ante el intento de varios países de reformarla para hacerla más permisiva.

   En este sentido, piden que ponga en marcha una Auditoría del Agua en España, la paralización de los Planes de Sequía y la Estrategia de Regadío, elaborar un Plan Nacional de Humedales, que suspenda el trasvase Siurana-Riudecanyes (Tarragona), retirar los recursos contra las sentencias que bloquean la construcción de los pantanos de Biscarrués y Mularroya, y que inicie un Pacto por el Agua.

   Según ha afirmado el secretario general de WWF España, Juan Carlos del Olmo, Pedro Sánchez llega en un momento "clave", pues en los próximos meses España deberá posicionarse sobre políticas como el Paquete de Invierno de energía de la Unión Europea, la reforma de la Política Agraria Común (PAC), la posible reforma de la Directiva Marco de Agua, diversos acuerdos comerciales y de inversión o las nuevas metas sobre biodiversidad post2020. Según indica Del Olmo, las acciones que se realicen en estos primeros 100 días, servirán "para saber cuál es la tendencia del Gobierno en el futuro".

   Con respecto a las política agroalimentarias, proponen la creación de un grupo de trabajo abierto a las ONG ambientales para fijar el posicionamiento de España respecto a la reforma de la Política Agraria Común (PAC) y establecer una moratoria sobre los nuevos proyectos de ganadería industrial y la ampliación de los existentes.

"VOZ DE ALARMA" SOBRE PÉRDIDA DE BIODIVERSIDAD

   Igualmente, la directora ejecutiva de SEO/BirdLife, Asunción Ruiz, ha dado "la urgente voz de alarma" en materia de biodiversidad. Las organizaciones quieren que Sánchez se oponga a la reforma, actualmente en trámite, de la Ley de Patrimonio Natural y Biodiversidad.

   Para Ruiz, la oposición del Ejecutivo a la modificación de la Ley es una "prueba de algodón" sobre sus intenciones en medio ambiente y recomienda, si no fuera posible paralizar la modificación, llevar este asunto al Tribunal Constitucional. En materia de biodiversidad, las entidades también quieren que se ponga en marcha los planes de las especies declaradas en estado crítico; y paralizar las licencias de pesca de coral rojo en Cataluña.

   En cuanto a residuos, quieren que defienda una Directiva ambiciosa que reduzca el consumo y distribución de plásticos de un solo uso y que aproveche la modificación planteada de la Ley de residuos 22/11 para conseguir la separación selectiva de biorresiduos en 2020, y adelantar la separación de textil a 2020.

   Sobre reducción de la contaminación, piden como medida a corto plazo la equiparación de impuestos del diésel con la gasolina, la revisión del sistema de etiquetas de la DGT teniendo en cuenta las emisiones reales de los vehículos, y el apoyo a los planes de mejora de calidad del aire de grandes ciudades como Madrid y Barcelona.

   También exigen la reducción del uso de pesticidas en un 30% para 2020. En particular, piden la prohibición de aquellos plaguicidas más peligrosos y los que interfieren con el sistema endocrino, evitar la concesión de permisos generalizados para el uso de sustancia prohibidas, prohibir el uso veterinario del diclofenaco e iniciar la elaboración de un Plan Nacional de Salud Ambiental.

   Finalmente, quieren una Ley del Tercer Sector de Acción Medioambiental que reconozca el papel de las organizaciones ambientales y que el nuevo Gobierno garantice la presencia de estas en todos los consejos consultivos con implicación ambiental. En particular, quieren un representante ecologista en el Consejo Económico y Social.

   Según ha recalcado Del Olmo, de WWF, las organizaciones han manifestado que reciben con "esperanza" la decisión de Sánchez de que la transición ecológica sea uno de los "ejes principales" del Gobierno. Aunque con la nueva ministra, Teresa Ribera, todavía no han tenido una reunión formal, de ella esperan una "interlocución grande".

Contador