Editada en Navarra una publicación para promover el ahorro y uso eficiente de la electricidad en el hogar

Actualizado 02/01/2008 18:48:14 CET

Las familias de esta comunidad son responsables del 30 por ciento del consumo energético total

PAMPLONA, 2 Ene. (EUROPA PRESS) -

El departamento de Innovación, Empresa y Empleo del Gobierno de Navarra ha editado, con la financiación del programa Energía Inteligente Europa, un cuaderno de medidas que ayudan a los ciudadanos a la hora de comprar electrodomésticos y lograr un uso más eficiente y un mayor ahorro de electricidad.

Las familias de esta comunidad son responsables del 30 por ciento del consumo energético total y el 18 por ciento corresponde a los usos domésticos.

La publicación se destina a describir la situación actual del consumo de electricidad en los hogares navarros y desglosa las medidas que se pueden tomar, tanto en la compra como en el uso diario más rentable de cada uno de los electrodomésticos y equipos consumidores de electricidad, informó el Gobierno foral en nota de prensa.

En cuanto al sector de refrigeración, este cuaderno explica que el frigorífico es el electrodoméstico que más electricidad consume en el hogar debido a su uso continuo. Por ello, la publicación incide que se compren estos aparatos con etiquetado energético de clase A+ y AA++, que ahorran energía y dinero.

Asímismo, esta guía recomienda que debe permitirse la circulación de aire por la parte trasera del frigorífico y ubicarse alejado de fuentes de calor. Sin olvidar limpiar al menos una vez al año la parte trasera del aparato.

También explica que hay que abrir la puerta lo menos posible y cierre con rapidez, para evitar un gasto inútil de energía y descongelar antes de que la capa de hielo alcance 3 mm. de espesor, ya que con esta medida se podrá conseguir un ahorro de hasta un 30 por ciento.

VENTAJAS DE LA CLASE A.

Por otro lado, en el ámbito de las cocinas, si se va a comprar un horno eléctrico hay que comprobar las ventajas de un horno de clase A, recomienda la publicación.

El folleto incide en que no hay que abrir el horno de forma innecesaria. Cada vez que se hace se pierde el 20 por ciento de la energía acumulada. Por ello hay que apagarlo antes de finalizar la cocción y aproveche el calor residual.

En las cocinas eléctricas convencionales hay que aprovechar el calor residual de las placas, apagándolas unos cinco minutos antes de terminar de cocinar, aprovechar la capacidad total para asar varios alimentos a la vez y utilizar ollas a presión. Ahorran tiempo y energía.

Además explica que utilizar el microondas en lugar del horno puede suponer un ahorro de entre el 60 y el 70 por ciento de la energía

En el sector de la iluminación, uno de los consejos destacados en el folleto es no dejar las luces encendidas en las habitaciones que no se estén utilizando. Y sustituir las bombillas tradicionales por lámparas de bajo consumo. Para un mismo nivel de iluminación ahorran un 80 por ciento de energía y duran 8 veces más.

Por último, para ahorrar luz se recomienda utilizar tubos fluorescentes donde necesite más luz durante muchas horas, como por ejemplo en la cocina. Así, también ayuda reducir al mínimo la iluminación ornamental en exteriores y colocar detectores de presencia en vestíbulos, garajes y zonas comunes, de forma que las luces se enciendan y apaguen automáticamente. Un método para llevar a cabo este consejo es utilizar programadores en el exterior.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies