La Eurocámara pide limitar químicos conocidos como 'alteradores endocrinos' por su peligro para la salud

Actualizado 14/03/2013 14:39:05 CET

ESTRASBURGO (FRANCIA), 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

El pleno del Parlamento Europeo ha exigido este jueves a la Comisión Europea que limite la utilización de ciertas sustancias químicas conocidas como "alteradores endocrinos" por su potencial muy perjudicial para la salud y atendiendo al aumento "significativo" del número de pacientes que sufren enfermedades relacionadas con trastornos hormonales y reproductivos en una resolución adoptada este jueves por 489 votos a favor, 102 en contra y 19 abstenciones.

Los alteradores endocrinos son una serie de sustancias químicas que contienen esteroides, algunos pesticidas, los bifenilos policlorados (PCBs, según sus siglas en inglés), así como dioxinas y aditivos plásticos o sintéticos, presentes en algunos tejidos, así como en materiales de construcción, plásticos, juguetes, envases o productos cosméticos.

Estas sustancias constituyen una grave amenaza para mujeres embarazadas, niños y jóvenes, cuyos sistemas hormonales son más vulnerables a este tipo de sustancias, que pueden ocasionar desórdenes hormonales y reproductivos, cáncer de mama o de testículos, malformaciones congénitas o trastornos del desarrollo neurológico, entre otros, según ha advertido la Eurocámara.

Ante el aumento del número de trastornos hormonales detectados en los últimos 20 años protestas sustancias, los eurodiputados han reclamado medidas urgentes para proteger la salud de los ciudadanos, especialmente de los grupos de población más vulnerables y limitar su exposición a estas sustancias y consideran que los alteradores endocrinos deben calificarse como sustancias extremadamente preocupantes en el marco del Reglamento REACH que regula la utilización de las sustancias químicas.

En este sentido, los eurodiputados han manifestado su rechazo a los intentos de introducir la potencia como criterio determinante para definir este tipo de sustancias porque consideran que ello limitaría su definición y sería incorrecta.

Aunque admiten que no existe base científica suficiente para fijar un valor límite por debajo del cual no se producen efectos adversos, los eurodiputados han defendido que se considere que toda exposición "sin umbral" puede conllevar riesgos, salvo que el fabricante pueda aportar pruebas científicas sobre dicho umbral.

Los eurodiputados han propuesto acciones como financiar programas de investigación para ayudar a elaborar un registro de alteradores endocrinos nocivos para la salud, limitar el uso de estas sustancias revisando para la legislación actual en la materia y mejorar la información al consumidor sobre los productos que pueden contener este tipo de componentes químicos.

También han reclamado a la Comisión Europea elaborar una estrategia comunitaria en este ámbito para mediados de 2015, aunque la primera lista provisional sobre alteradores endocrinos debería publicarse antes de diciembre de 2014, y que el Ejecutivo comunitario elabore un protocolo de identificación y descripción de este tipo de sustancias químicas y el refuerzo de las investigaciones sobre estas sustancias.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies