Expertos avisan de la caída de inversión con redes obsoletas de alcantarillado y piden un Pacto nacional urgente

Publicado 26/03/2018 17:16:28CET


   MADRID, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

   La inversión pública en materia de agua ha caído un 80 por ciento en tecnología y un 60 por ciento en infraestructuras desde 2011, según advierte el Foro de la Economía del Agua que avisa aseguran expertos del Foro de la Economía del Agua que reclaman de manera urgente un Pacto Nacional que se base en una gestión del agua con escasez estructural en un contexto de necesaria adaptación al cambio climático.

   Así consta en el 'Libro Blanco de la Economía del Agua' que ha elaborado el Foro de la Economía del Agua y que incluye aportaciones de representantes de la ONU, la OCDE o el BID y que han sido coordinado por el analista Gonzalo Delacámara; el director del Foro de la Economía del Agua, José Carlos Díez y el secretario del comité académico de esta entidad auspiciada por la Universidad de Alcalá, Francisco Lombardo.

   En este contexto, Díez ha explicado a Europa Press que la obra plantea el problema del agua como una cuestión global y también en una perspectiva nacional, donde el experto creía que la recuperación llevaría aparejada una recuperación de la inversión en esta materia pero lamenta que el Ejecutivo "no ha tenido sensibilidad", dentro del margen de maniobra que ha tenido.

   Si bien, reclama una recuperación de la inversión más rápida a través de una colaboración y participación público privada en este sector en el que asegura que España es un referente mundial en el que podría, además generar empleo de calidad y ponerse a la cabeza en la economía circular, por ejemplo con tecnologías de salinización.

   En este contexto, Díez ha expresado su preocupación por que el Pacto nacional del Agua no tenga un plan financiero y advierte de que si no se resuelve el tema del agua las pensiones del futuro serán peores. En este contexto ha criticado la gestión vestida de remunicipalización de ciudades como Barcelona o Valladolid a cuyos ayuntamientos acusa de "falta de visión a largo plazo" y de agravar aún más la situación.

   En general, considera vital que España resuelva "sus problemas" de agua con una visión de largo plazo ante las previsiones de cambio climático.

   Por su parte, Gonzalo Delacámara ha añadido a Europa Press que el pacto nacional del agua es "urgente" ante la escasez "estructural" del agua y recuerda que el 80 por ciento del territorio está en riesgo de desertificación y ha añadido que pese a las lluvias, los embalses siguen 12 puntos por debajo de la media de los últimos cinco años.

   A su juicio, el Pacto Nacional del Agua no debería centrarse principalmente en medidas "correctoras" de agua como los trasvases sino en una gestión adecuda de los usos del agua. Asimismo, apuesta por modificar los incentivos actuales a la agricultura basada en el regadío que conlleva a una sobreexplotación de los recursos.

   En general, el Libro Blanco apuesta por mejorar la eficiencia, avanzar en la reutilización de aguas residuales o en la desalación, así como en principios generales de regulación y una supervisión "sólida" que armonice la gestión del agua.

   Delacámara confía en que la obra contribuya a "cambiar" el actual modelo productivo de España y por diversificar las fuentes de agua al tiempo que espera también que permita generar criterios racionales en la toma de decisiones del agua.

   "Este libro es un paso más en la línea de trabajo del Foro de la Economía del Agua con el que queremos proporcionar racionalidad e información para que el debate del Pacto Nacional del agua sea rico pero sereno", ha concluido.

Contador