Expertos de la UAM recomiendan extender estiércol en taludes sin vegetación

Estiércol en taludes sin vegetación para restaurar
UAM
Publicado 10/07/2017 12:34:43CET

   MADRID, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

   Extender estiércol en taludes desprovistos de vegetación puede ser una alternativa a extender la tierra vegetal, para la restauración ecológica, según un estudio liderado por investigadores de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM).

   La tierra vegetal es un recurso "muy valioso" por su contenido en semillas autóctonas, nutrientes y microorganismos, pero se trata también de un recurso deficitario en obra porque la superficie a restaurar suele ser mayor que la superficie del tratado. Por eso, los investigadores consideran necesario encontrar alternativas económicas y efectivas que permitan generar una cubierta vegetal.

   Así, los investigadores de la UAM han hallado que el uso de estiércol para fertilizar campos agrícolas, un uso antiguo en agricultura, puede ser útil para aprovechar este recurso orgánico rico en nitrógeno y reducir así los excedentes de las explotaciones ganaderas, cuyo manejo supone una inversión elevada por los ganaderos.

   La investigación, que se ha publicado en la revista PLoS One, comparó los efectos de aplicar estiércol de caballo y tierra vegetal frente a un control sin aplicación de tratamiento alguno, sobre las propiedades físico químicas del suelo, su resistencia a la erosión, su actividad microbiana y la cobertura, riqueza y composición florística de la cubierta vegetal en taludes de infraestructuras lineales.

   Los investigadores de la Universidad Autónoma de Madrid, en colaboración con investigadores del OHL compararon los efectos de aplicar estiércol de caballo y tierra vegetal frente a un control sobre las propiedades físico químicas del suelo, su resistencia a la erosión, su actividad microbiana y la cobertura, riqueza y composición florística de la cubierta vegetal en taludes de infraestructuras lineales.

   El trabajo, que tuvo una duración de 20 meses, permitió a los investigadores encontrar que tanto en tierra vegetal como el estiércol aumenta el contenido de materia orgánica y nitrógeno en el suelo.

   Sin embargo, observaron que el extendido de estiércol aporta una mayor concentración de algunos nutrientes esenciales para el crecimiento de las plantas (P y K) respecto a los suelos acondicionados con tierra vegetal.

   Además, concluyeron que aplicar extendidos de tierra vegetal y de estiércol redujo en igual medida la superficie de suelo desnudo ligada a los procesos erosivos. "El alto contenido en materia orgánica del suelo promovido tanto por el estiércol como por la tierra vegetal puede haber contribuido a la formación de agregados estables en el suelo, reduciendo sus tasas de erosión", señala el trabajo.

   Los investigadores señalan que ambos tratamientos favorecieron la colonización de especies herbáceas desde los primeros meses tras la construcción del talud.

   El resultado, según destacan, es "importante", por implica que el uso de estiércol puede sustituir al que califican de "complicado y caro" manejo de la tierra vegetal a la hora de revegetar rápidamente los taludes en los estadios iniciales después de su construcción.

   Entre las mejoras detectadas, señalan que la respiración microbiana del suelo y el número de especies de plantas que colonizaron los taludes fueron mayores en las parcelas con extendido de tierra vegetal que en aquéllas con estiércol o sin tratamiento.

   Estos resultados estarían asociados posiblemente al mayor contenido en microorganismos y semillas viables pertenecientes a numerosas especies autóctonas en la tierra vegetal, frente a las parcelas en las que solo se extendió estiércol.

   Asimismo, han apuntado que el estiércol empleado en el experimento procedía de una explotación equina en intensivo, por lo que los caballos no se habían alimentado en pastos naturales.

   A ese respecto, han subrayado que de haber usado estiércoles procedentes de ganaderías extensivas recogidos en verano hubiera aportado un mayor número de semillas viables y serían posiblemente más útiles para la restauración de la cubierta vegetal.

   En definitiva, la investigación defiende que extender estiércol de caballo y el de tierra vegetal mejoran de forma equivalente las propiedades físico-químicas del suelo, que favorece el establecimiento de una cubierta de herbáceas que reduce la superficie de suelo desnudo y reduce los procesos de erosión en los taludes de carretera.

   Por el contrario, han concluido que extender tierra vegetal promueve establecer comunidades vegetales más ricas en especies y con distinta composición florística que el de estiércol, así como sustratos con mayor actividad microbiana.

   Finalmente, estiman que las diferencias entre la tierra vegetal y el estiércol no parece reflejarse en términos de cobertura vegetal en los taludes, por lo que para acelerar la restauración de taludes en los que su estabilización sea prioritaria, se recomienda el uso tanto de tierra vegetal como de estiércol.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies