Foro Nuclear considera "lo más sensato" reducir el plazo exigido para solicitar la renovación de las centrales

 

Foro Nuclear considera "lo más sensato" reducir el plazo exigido para solicitar la renovación de las centrales

Contador
355196.1.644.368.20170531133208
Vídeo de la noticia
Publicado 31/05/2017 13:32:08CET

   MADRID, 31 May. (EUROPA PRESS) -

   El presidente del Foro de la Industria Nuclear, Ignacio Araluce, considera que la resolución adoptada por el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) para reducir el plazo de antelación con que las centrales nucleares deben solicitar la renovación de su licencia de tres a un año es la solución "más sensata" en el actual contexto de definición del panorama energético nacional.

   En la rueda de prensa para presentar el informe 'Resultados Nucleares de 2016 y perspectivas de futuro', Araluce ha valorado esta decisión de sensata porque en este momento en España, el Gobierno y todos los sectores políticos y sociales van a debatir el futuro marco regulatorio energético, por lo ve adecuado que las empresas nucleares puedan "postponer su decisión" de solicitar su renovación o no una vez se conozca el "marco legal" en el que se van a mover.

   "Mi valoración es que la resolución es sensata. Evidentemente la resolución supone que un cambio, hasta ahora para renovar la licencia se pedía el envío de la solicitud con tres años de antelación para tener ese plazo de tiempo para el estudio de la documentación y esto iba unido después a la concesión o no del Gobierno. Ahora se permitirá hacerlo cuando ya se tenga esa aproximación (del futuro energético)", ha precisado.

   En cualquier caso, ha garantizado que este cambio "no supone ningún problema técnico" porque lo que se aplaza es la solicitud formal de renovación, pero no la entrega de toda la documentación necesaria para efectuar, en su caso, esa renovación por parte de los operadores.

   Respecto a la central nuclear más inminentemente afectada por este cambio, Almaraz (Cáceres), ha confirmado que antes del 8 de junio --la fecha que tenía como límite-- deberá enviar esa documentación, por lo que el plazo para el estudio técnico se mantiene y únicamente se aplaza la petición formal de continuar o no.

   Además, Araluce, que ha ejercido 14 años como director de la planta de Cáceres, ha afirmado que la salud técnica de Almaraz en 2020, "igual que Garoña" es "excelente" porque todos sus componentes se han rejuvenecido de una "manera sustancial", igual que el conocimiento de la operación segura de la planta, que se han renovado de manera "constante" y vaticina que podría operar a largo plazo.

   En este contexto ve "necesario" definir el escenario futuro, no solo el mix y la aportación de la nuclear al conjunto energético, sino también el marco legal en cuanto a la retribución a las nucleares, el conjunto de tasas e impuestos, de modo que con una reinversión constante y una operación a largo plazo se puede llegar a consensos "de forma más fácil".

NEGOCIO ESTABLE

   Araluce considera "lo normal" en un negocio en el que se prevén determinadas actuaciones que se quiera saber el marco regulador para tomar las decisiones "adecuadas".

   Igualmente ha defendido que España es uno de los países "pioneros" de la energía nuclear en el mundo, lo que ha dado lugar a un sector estable, que goza de prestigio en todo el mundo, donde tiene presencia en más de 40 países y emplea a unas 27.000 personas y exporta 280 millones de euros en servicios, bienes y tecnología. Por ello, asegura que la nuclear no es una "rara avis" sino un sector "ampliamente consolidado" porque es un sector vivo y su tecnología "no es añeja".

   El representante de la industria nuclear española ha insistido que la energía nuclear es "absolutamente necesaria para la estabilidad energética" nacional, ya que en 2016 se mantuvo como una la primera fuente de generación, tras aportar al sistema eléctrico un 21,39 por ciento, que la hacen "imprescindible por su disponibilidad, fiabilidad y seguridad de suministro" y porque es "libre de emisiones contaminantes".

   Asimismo, defiende que esto no es óbice para que otras fuentes energéticas entren en el "mix energético que todo país requiere" y, especialmente en el "cambio sustancial" que supone el Acuerdo del Clima de París y los Paquete de Clima y Energía de la UE, que son prescriptivos para todos los Estado miembro.

DUPLICAR LAS RENOVABLES

   "Esto supone un reto impresionante. La UE ha apostado por energía limpia, que no emita CO2 no solo en el sector eléctrico, sino en el transporte, la agricultura o el consumo y en el sector eléctrico estamos orgullosos de ser una de las energías que contribuye de manera muy importante a mantener los objetivos para el año 2030", ha subrayado.

   Araluce ha indicado también que la nuclear aportó el 35,18 por ciento de las emisiones no contaminantes en España y estima que en el diseño del mix energético tendrán que entrar "con mayor" proporción las energías renovables, de las que ha dicho que "van a convivir y se van a quedar para siempre en el mix de generación sí o sí" y que no son incompatibles, sino "complementarias" con la generación nuclear.

   El representante de la patronal nuclear ha recordado que los compromisos adquiridos por España exigen rebajar un 60 por ciento las emisiones en el sector eléctrico y ha advertido que esto significa que 60 terawatios hora de generación eléctrica tendrán que ser sustituidas desde las térmicas emisoras a renovables en 2030, lo que supone duplicar las renovables actuales teniendo en cuenta la nuclear o bien, triplicar la aportación renovable se apuesta por no contar con la energía atómica.

   "Este es un reto gigantesco", opina Araluce que califica de "buena noticia" la reciente subasta de renovables y la ya anunciada para los próximos meses, aunque vaticina que ese ritmo de aumento renovable deberá mantenerse "muchos años" hasta que en 2030 se pueda lograr esa reducción del 60 por ciento manteniendo la nuclear.

   A su juicio, sería "imposible de comprender" cómo podría hacerse en tan poco tiempo si se opta por prescindir de la atómica, por lo que no ve posible su desaparición de aquí a 2030, sin contar con su contribución como energía de base y estable.

   En la actualidad, la nuclear aporta 8.000 horas al año de generación sin CO2 frente a las 3.000 horas de la eólica y las 2.300 de la fotovoltaica y la termosolar.

REBAJA DE LOS IMPUESTOS

   Para esta "necesaria" viabilidad cree que es una "barbaridad" el marco fiscal de impuestos que soporta la industria y que se lleva entre el 42 y el 50 por ciento de sus ingresos, por lo que ha reclamado una "modificación" de estas tasas, así como de su retribución para "hacer viables las cuentas de la energía".

   Precisamente esta búsqueda de la viabilidad económica estaría en el quid de la decisión respecto a la continuidad de la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos), cuyos ratios de funcionamiento ha definido de "excelentes" desde el comienzo de su operación.

   "Garoña es un referente, siempre ha funcionado maravillosamente porque ha tenido una renovación permanente y ha hecho inversiones gigantescas de modernización, por lo que su operación posterior es segura. Garoña es puntera", ha elogiado.

   Finalmente, ha manifestado que en la fecha actual no conoce que se pueda estar dilucidando "ninguna regulación específica" por parte del Ministerio de Energía --entre otras sobre la fiscalidad-- para Garoña, que pueda ayudar al Consejo de Administración de su titular, Nuclenor, a tomar una decisión antes del verano, cuando se espera que el Gobierno adopte la solución definitiva sobre su continuidad.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies