Fundación Artemisán estudiará durante 4 año la situación de la perdiz roja silvestre a lo largo de 50.000 hectáreas

Presentación del Proyecto RUFO de la Fundación Artemisán
FUNDACIÓN ARTEMISÁN
Publicado 04/12/2017 14:24:20CET

   MADRID, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

   La Fundación Artemisán destinará 250.000 euros para realizar un estudio durante los próximos cuatro años para analizar la situación de la perdiz roja silvestre y tratar de favorecer su recuperación. El Proyecto RUFA se realizará en 30 fincas colaboradoras que tienen una extensión de más de 50.000 hectáreas.

   Los cotos colaboradores están distribuidos en Castilla-La Mancha, Extremadura, Andalucía, Murcia, Madrid y País Vasco. La entidad ha observado que en algunos cotos la especie ha sufrido una "extinción local" y con carácter general, la población ha disminuido más de un 33 por ciento en los últimos 15 años y más de un 70 por ciento si se tiene en cuenta los últimos cuarenta.

   La iniciativa busca también mejorar la situación de la población de otras aves esteparias en España como el sisón común, la ganga ibérica y ortega, la avutarda y los alcaravanes entre otras especies.

   Durante la presentación del proyecto, algunos gestores de fincas tanto privadas como de sociedades de cazadores han destacado que es "posible" recuperar la perdiz roja "siempre y cuando se mime" la especie mediante el manejo del hábitat y el control de predadores, aspectos cruciales para frenar la regresión de la especie.

   Para la fundación, los factores que están detrás de la regresión de estas especies son, entre otros, el abandono del mundo rural, la transformación del hábitat, ciertas prácticas agrícolas (incluyendo el uso de pesticidas y herbicidas), la excesiva predación y algunas acciones humanas, han sido factores clave para este declive.

   Por ello, considera que es necesario seguir investigando y poner en práctica los hallazgos de las investigaciones para poder comenzar cuanto antes a revertir el declive poblacional.

   La iniciativa pretende crear una red de cotos y fincas de demostración en las que iniciar la implantación de medidas de gestión agraria y cinegética para mostrar que es posible atajar pronto la regresión de la especie.

   El proyecto ha sido presentado al Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, así como a las consejerías competentes de cada comunidad autónoma en las que inicialmente se desarrollará el plan de acción, para tratar de ampliar la financiación privada que aportará Fundación Artemisan.