La Fundación Biodiversidad recomienda reducir al mínimo los impactos negativos de la acuicultura en la Red Natura 2000

 

La Fundación Biodiversidad recomienda reducir al mínimo los impactos negativos de la acuicultura en la Red Natura 2000

Contador
Planta de acuicultura en la costa gallega
EUROPA PRESS
Publicado 08/03/2017 12:39:05CET

MADRID, 8 Mar. (EUROPA PRESS) -

   La Fundación Biodiversidad recomienda seguir trabajando para reducir al mínimo los impactos negativos de los 357 establecimientos de acuicultura dentro de la Red Natura 2000.

   Así consta en las recomendaciones del informe de la Fundación Biodiversidad 'Situación de partida y perspectivas de la actividad acuícola en la Red Natura 2000 en España' publicado por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente.

   El documento señala que para una "correcta interacción" entre el crecimiento del sector de la acuicultura y el desarrollo coherente de la Red natura 2000 es preciso reducir al mínimo estos impactos y fortalecer los positivos, a partir de una "adecuada" evaluación ambiental" que se base en el mejor conocimiento legal, ambiental, técnico y socioeconómico posible.

   Según datos de la Secretaría General de Pesca, en España hay 803 establecimientos de acuicultura, de los que 357 desarrollan su actividad en 127 espacios Natura 2000.

   De estos, 86 (24,1%) están en el área continental, donde se cultiva principalmente trucha, tenca y esturión, y 271 instalaciones (75,9%) se encuentran en el área marina, donde crían especies como dorada, lubina, rodaballo, atún rojo, corvina o lenguado.

   Además están las bateas y parques de cultivo, donde se crían mejillones, algunas especies de almejas y berberechos principalmente, no se encuentran referenciados de manera individual sino que se enmarcan en las Zonas de Producción de Moluscos declaradas por las Comunidades Autónomas.

   En España existen 205 zonas declaradas, de las cuales 145 interaccionan con 242 espacios de la Red Natura 2000 (154 LIC y 88 ZEPA).

   El análisis permite establecer la compatibilidad de las actividades acuícolas con la presentación de los valores naturales de dichos espacios y destaca que incluso puede contribuir a reforzar los objetivos ambientales propuestos, al tiempo que generan bienestar, desarrollo social y económico.

   El trabajo subraya que el sector de la acuicultura dispone de los conocimientos y medios necesarios para garantizar su sostenibilidad, especialmente desde el punto de vista medioambiental, al tiempo que ofrece productos sanos, seguros y de calidad y posibilita la puesta en marcha de otras actividades económicas vinculadas al ecoturismo, la gastronomía o las actividades subacuáticas, entre otras, que pueden desarrollarse también en la Red Natura 2000 de manera sostenible.

   La Red Natura 2000, según la Fundación Biodiversidad y el Ministerio proporciona "probados beneficios" para la sociedad y la economía a través de los servicios que ofrecen los ecosistemas.

   Aunque la Red no implica una exclusión automática de cualquier actividad económica, estas actividades han de cumplir las disposiciones del artículo 6 de la Directiva Hábitats para asegurar que están en consonancia con los objetivos de conservación de los espacios de la Red Natura 2000.

   Asimismo de la actividad propiamente de producción acuícola, existen otras vinculadas a este sector, como el ecoturismo, la gastronomía o las actividades subacuáticas, entre otras, que se desarrollan en áreas de la Red Natura 2000 de manera sostenible.

   En esta misma línea, la acuicultura está actuando como un centinela ambiental en los lugares en los que se desarrolla y especialmente en los incluidos dentro de la Red Natura, al verse afectada en primera persona y de manera inmediata ante cualquier alteración de la calidad del agua o de los ecosistemas con los que interacciona, al tiempo que permite compatibilizar la protección ambiental con el mantenimiento y generación de nuevos medios de vida para la población local.

   Entre las recomendaciones, el informe estima preciso profundizar en la planificación espacial en los espacios de la Red Natura 2000 y hace posible la compatibilidad de las distintas actividades socioeconómicas con los aspectos de conservación y protección de los hábitats y especies.

   Igualmente, en la acuicultura considera "un factor crítico" identificar y seleccionar nuevas ubicaciones adecuadas para su desarrollo, dado el elevado número de componentes técnicos a analizar a la hora de evaluar una posible ubicación.

   Otra de las recomendaciones pasa por desarrollar actividades de formación para pescadores y acuicultores sobre los métodos de pesca y acuicultura compatibles con la gestión de la naturaleza en los espacios la Red Natura 2000; publicar materiales de formación sobre espacios, hábitats y especies de interés comunitario con vistas a facilitar el desarrollo de actividades de ecoturismo en el ámbito de la Red Natura 2000.

   También concluye que es necesario desarrollar programas de formación de apoyo a los pescadores-acuicultores que trabajan vinculados a su labor en la red Natura 2000; organizar seminarios sobre la diversificación de las actividades; distribuir materiales de información sobre los beneficios de la Red Natura 2000.

   Del mismo modo aboga por desarrollar redes para difundir información sobre técnicas y procesos acuícolas de bajo impacto y respetuosas con la naturaleza y establecer códigos de buenas prácticas y aplicación de medidas orientadas a la eliminación de impactos potenciales sobre especies y hábitats de la Red Natura 2000.

Puede cambiar de noticia usando las flechas del teclado (← →)
La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies