Galicia pide legalizar los asentamientos tradicionales del litoral

Foto Votaciones Pp En Solitario
EUROPA PRESS/REMITIDO
Actualizado 29/02/2012 14:42:29 CET

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 29 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los votos del PPdeG han sacado adelante una iniciativa que pide incluir en la futura Ley de Costas del Estado una "solución al reconocimiento de los núcleos rurales tradicionales del sistema de asentamientos del litoral gallego", como es el caso de zonas como Marín. La oposición ha mostrado su rechazado, ya que teme "barra libre" en la reforma.

La iniciativa fue debatida en la tarde noche del miércoles y, en ella, se hace eco de la intención del ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, de promover un cambio en esa normativa.

Así, los populares demandan que se tenga en cuenta en la reforma los "enunciados" de la proposición de ley aprobada en la Cámara gallega a finales de 2010 y en la que se abordaba, en concreto, la legalización de estos núcleos rurales.

Esa normativa, que debe ser debatida en la Cámara baja al tratar una ley de ámbito estatal, contó con el apoyo inicial del BNG --en la toma en consideración del texto--, pero luego fue rechazada por ese grupo tras su tramitación parlamentaria.

De hecho, los grupos de la oposición, durante el debate de la proposición no de ley que pide tener en cuenta las demandas de Galicia, mostraron sus reticencias ante las palabras del PP.

En ese sentido, el diputado socialista Ismael Rego, que defendió la Ley de Costas como una de las más "progresistas" que se han hecho en la democracia española, mostró sus temores por que la futura reforma de la Ley de Costas sea una "barra libre" para el litoral, también para Galicia.

PRORROGAR INSTALACIONES

Por su parte, el nacionalista Bieito Lobeira propuso retomar el consenso de 2008, cuando por unanimidad el Parlamento gallego votó a favor de una modificación de la Ley de Vivienda, recurrida por el Gobierno central y que permanece suspendida en el Tribunal Constitucional. Ese cambio aprobado en el hemiciclo gallego permitía la legalización de las casas de asentamientos tradicionales.

Además, ambos diputados de la oposición mostraron sus temores por que la reforma de la Ley de Costas sirva para "prorrogar instalaciones industriales" con el fin de "permitir su permanencia" y, por ello, que pudiese seguir la instalación de ENCE en la ría de Pontevedra, sobre lo cual los dos expresaron su rechazo.

Mientras, el diputado popular Román Rodríguez defendió la necesidad de "modificar y revisar marcos legales". Además, defendió que la modificación de la Ley de Costas permitirá "corregir arbitrariedades y proteger derechos de las personas sin favorecer ningún tipo de barra libre".