Zapatero no incumpliría su programa si renovara Garoña porque no ha terminado su vida útil, según la industria

Actualizado 17/06/2009 17:52:18 CET

MADRID, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, no incumpliría su "promesa electoral, programática y de investidura" de cerrar las centrales nucleares al fin de su vida útil si decide renovar la licencia de explotación de la planta de Santa María de Garoña (Burgos) porque, según la industria nuclear, su vida útil no ha terminado.

Según la guía del Consejo de Seguridad Nuclear, el concepto vida útil es el "periodo durante el cual una central puede ser operada cumpliendo las exigencias de seguridad impuestas en su autorización y siendo económicamente rentable", por lo que, según el Foro de la Industria Nuclear, aunque Garoña se diseñó pensando en 40 años, no quiere decir que en 2011 haya llegado su fin.

Además, el Foro Nuclear recuerda que el concepto vida de diseño es un término de ingeniería para establecer "la duración mínima" de las estructuras, sistemas y componentes, lo que significa que en condiciones esperables de operación, incluídos los márgenes de seguridad, por un periodo determinado, la instalación operará en condiciones de seguridad.

En ese sentido, la industria recuerda que el CSN dictaminó la "actual renovación del permiso de explotación" de Garoña por 10 años más, algo que supone por primera vez en España la extensión de la vida de diseño de una central nuclear por encima de los 40 años de explotación.

Al mismo tiempo, las resoluciones del 37 Congreso Federal del PSOE señalan que sin que se prevea la promoción de nuevos parques nucleares "se respetará la vida útil de las actuales centrales, con el compromiso paralelo de extrema con todo rigor la garantía de seguridad desde la acción del gobierno y el organismo regulador correspondiente, así como su permanente actualización teconológica".

En definitiva, el Foro Nuclear considera que si el Gobierno renueva el permiso de funcionamiento de Santa María de Garoña "no solo no imcumple ningún compromiso de partido, sino que ayuda efectivamente a cumplirlo, ya que con el mantenimiento del funcionamiento de la central, dentro de los límetes y condiciones que establece el CSN, se garantiza un abastecimiento eléctrico de calidad, abundante, seguro y sometido a una permanente supervisión y actualización tecnológica".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies