Gobierno balear y Ministerio de Medio Ambiente se acusan del traspaso tardío de Cabrera, que no será antes de 2007

Actualizado 22/06/2006 12:45:32 CET

Font descarta iniciar "disputas judiciales" con el Ministerio pese al retraso en el cumplimiento de una sentencia del Constitucional

PALMA DE MALLORCA, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

Gobierno central y autonómico se acusan mutuamente del amplio retraso que lleva ya la transferencia del Parque Nacional marítimo-terrestre del Archipiélago de Cabrera a la Comunidad Autónoma, que no se producirá antes de 2007 después de que, en un principio, se asegurara que se lograría en julio de 2005.

El Ministerio de Medio Ambiente reaccionaba ayer tarde con un comunicado en el que culpaba al Govern de no poder haber traspasado Cabrera el el próximo 1 de julio (última fecha prevista) reprochando al Departamento que dirige Jaume Font de haber cambiado de criterio.

De esta forma, el Ministerio lamentó que, el 1 de julio, sólo se transferirán a Andalucía (Parques Nacionales de Doñana y Sierra Nevada) y Aragón (Parque Nacional de Ordesa), en cumplimiento de las sentencias del Tribunal Constitucional, que dio la gestión de estos espacios a las comunidades autónomas.

"El traspaso de competencias no podrá hacerse efectivo el 1 de julio, al desdecirse el Gobierno autonómico del acuerdo alcanzado en la ponencia técnica de transferencias realizada el 11 de mayo de 2006 y que respondía a las conversaciones previas establecidas directamente por el secretario general para el Territorio y la Biodiversidad y el consejero de Medio Ambiente", señaló el Ministerio de Medio Ambiente en un comunicado.

"El cambio de criterio del Gobierno Autonómico, que una vez alcanzado el acuerdo optó por demandar la incorporación al coste efectivo del traspaso, el coste de actuaciones ajenas al proceso de transferencia, ha diferido la conclusión del traspaso de competencias", indicó el Ministerio que dirige Cristina Narbona.

El Ministerio quiso dejar claro que "no existe ninguna relación entre la transferencia y la inauguración del Centro de Visitantes de Ses Salines, tal y como también señala el propio Jaume Font, dado que la construcción de este Centro no está afectada por el proceso de traspaso de competencias seguido".

Tras conocer el comunicado del Ministerio, el conseller de Medio Ambiente, Jaume Font, denunció la "amnesia selectiva" que tiene el Gobierno sobre los hechos sucedidos para que no se haya producido hasta ahora el traspaso de Cabrera, y responsabilizó al Departamento que dirige Cristina Narbona del retraso continuo de la transferencia del Parque Nacional a la Comunidad Autónoma.

En declaraciones a Europa Press, Font reprochó la decisión del Ministerio de trasladar las culpas del retraso en el traspaso al Govern balear, cuando, según el conseller, el Departamento de Narbona no quería realizar la transferencia en las mismas condiciones que ha sucedido con Andalucía y Aragón.

Font se refirió a que, en estos dos casos, el Ministerio ha transferido el Centro de Interpretación, cosa que no ha querido con Cabrera en el caso del ubicado en Ses Salines por, entre otras causas, "llevar un retraso de más de un año en la finalización de las obras".

El conseller explicó, respondiendo los argumentos del Ministerio, que ya el pasado 28 de febrero, en la Conferencia Sectorial celebrada en Madrid, el Govern trasladó a Narbona sus exigencias para acceder al traspaso de Cabrera que, posteriormente, fueron abordadas oficialmente en la primera ponencia técnica reunida el 11 de mayo.

Font, que subrayó que el Parque Nacional de Cabrera "es todo, trabajadores, administrativos y el centro de visitantes, lamentó la actitud del Ministerio con esta transferencia, ya que ha dado hasta el momento cuatro fechas (uno de julio de 2005, uno de enero de 2006, uno de julio de 2006 y ahora uno de enero de 2007) para cumplir la sentencia del Tribunal Constitucional que dio la gestión de estos espacios a las comunidades autónomas.

El conseller, que precisó que no iniciará "disputas judiciales" pese al largo retraso del traspaso porque mantiene su "lealtad institucional" a Narbona, reiteró que el Govern defiende incluso que el Ministerio transfiera el Parque sin las obras del Centro acabadas ("Ya las terminaremos nosotros, pero que nos den la partida necesaria").

Asimismo, lamentó que la actitud de Narbona está provocando "nervios y muchas preocupaciones" entre los trabajadores del Parque de Cabrera (actualmente dependen de la empresa pública estatal TRAGSA), a los que aseguró que el Govern mejorará sus actuales condiciones contractuales.

Font subrayó que se haya llegado a esta posición después de que ambas partes llegaran prácticamente a un acuerdo sobre el coste económico del traspaso, aunque recordó que, hace poco más de un año, el Ministerio quería realizar la transferencia por 1,8 millones de euros menos.

El Ministerio subrayó finalmente que el Parque Nacional marítimo-terrestre del archipiélago de Cabrera es el Parque Nacional donde "mayor esfuerzo de inversión ha desarrollado la Administración del Estado en los últimos años, suponiendo del orden del 30% de la totalidad de los recursos destinados a este fin en el conjunto de la Red de Parques Nacionales", concluye el Ministerio.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies