El Gobierno destinará 2,5 millones de euros hasta 2020 para evitar atropello de especies amenazadas

Publicado 28/02/2018 18:02:10CET

   MADRID, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El Ejecutivo firmó un acuerdo, en noviembre de 2017, entre el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente y el Ministerio de Fomento, para que, entre ambos departamentos, financien al 50 por ciento un protocolo para evitar el riesgo de atropello en España de especies amenazadas. En principio, contará con un presupuesto de 2,5 millones de euros hasta 2020.

   Así lo ha explicado el propio Gobierno, en respuesta a una pregunta parlamentaria realizada por el portavoz de Unidos Podemos de Medio Ambiente, el diputado de Equo Juantxo López de Uralde, en la que se le cuestionada acerca de su inversión en actuaciones relacionadas con este problema.

   En la pregunta registrada, López de Uralde reprocha al Ejecutivo que lleva anunciando esta misma inversión desde 2015, y más en concreto para protección del lince ibérico y le pide explicaciones ante el aumento de atropellos que se han registrado en los últimos años (hasta 34 linces murieron en 2017, 21 de ellos bajo las ruedas).

EL CONGRESO APOYÓ UNA INICIATIVA

   "Hace unos días el Congreso instó al Gobierno a censar todos los puntos negros para la fauna salvaje en las carreteras, y a crear pasos de fauna. La situación del lince es especialmente grave y pone en riesgo la recuperación de la especie", ha denunciado a Europa Press el diputado. A su juicio, "es urgente que se solucione de una vez el problema de los puntos negros de atropello de lince localizados en la N-420 y también en la A-4 y que se inviertan los recursos destinados a ello desde hace tiempo".

   En este sentido, el Gobierno apunta en su respuesta que está previsto que la partida de 2,5 millones se distribuya en las siguientes anualidades: 20% en 2018, 40% en 2019 y 40% en 2020.

   Además, señala que el acuerdo firmado por Medio Ambiente y Fomento implica actuaciones preventivas y de mejora, incluyendo pasos para fauna, en la carretera N-420, en la provincia de Córdoba en dos tramos diferentes de 12,5 y 12 kilómetros, respectivamente. "Se trata de importantes puntos negros para el lince ibérico y por ello se ha priorizado actuar en ellos", indica el Ejecutivo.