El Gobierno diseña un plan de Acción de Economía Circular con 836,7 millones, de los que el 57% son para agua

Nave de papel recuperado para su reciclaje
ASPAPEL
Actualizado 12/02/2018 16:40:09 CET

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

El Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente ha elaborado la Estrategia Española de Economía Circular que incluye un Plan de Acción para el periodo 2018-2020 con 70 medidas a las que se destinarán un total de 836.789.110,98 euros de los que el 57,15 por ciento se destinarán a reutilización de agua.

Según la Estrategia de Economía Circular, que el Ministerio ha sometido este lunes a información pública durante un mes, las líneas generales de actuación para impulsar la economía circular plenamente sostenible y competitiva en el marco internacional en 2030.

La iniciativa está coordinada por los Ministerios de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente y por el de Economía, Industria y Competitividad, pero participan también otros siete departamentos ministeriales.

La estrategia define cinco sectores prioritarios que son la construcción, agroalimentación, industria, bienes de consumo, y turismo. Dentro de estos, las acciones del plan de actuación 2018-2020 plantea cinco líneas principales como son producción, a la que destinará 31,74 millones; consumo, 20,15 millones; gestión de residuos, con 28,48 millones; materias primas secundarias; 997.362 euros; reutilización del agua, 478,20 millones; investigación, innovación y competitividad, 241,08 millones; sensibilización y participación, 533.883 euros y a empleo y formación, 35,60 millones de euros.

El borrador reconoce que Economía y medio ambiente son dos realidades interdependientes en tanto en cuanto la sociedad necesita un flujo constante de materias primas para su transformación en productos, bienes o servicios, y el modelo de extraer, producir y consumir hasta ahora es lo que se conoce como economía lineal.

Si bien, el cambio que promueve la estrategia busca pasar del modelo lineal insostenible pero dominante hacia la implantación de un modelo de desarrollo y crecimiento que permita optimizar recursos, materias y productos disponibles el mayor tiempo posible para reducir al mínimo la generación de residuos.

Entre las líneas de actuación, el borrador establece como obligatorio incluir criterios de economía circular en el Marco Estratégico para la industria española y sus agendas. Además, apostará por potenciar la industria 4.0 para impulsar la economía circular en la cadena de valor en el ciclo de vida de los productos e incorporando al consumidor y acometer un cambio de modelo de negocio en los procesos industriales.

En definitiva, el Gobierno advierte de que las industrias tienen que acometer un proceso de transformación para satisfacer la demanda de la sociedad.

ECODISEÑO

La Estrategia se dirigirá también a apoyar y completar el desarrollo de las normas europeas de ecodiseño y economía circular y en materia marina, pretende diseñar y aprobar también la Estrategia Española de Crecimiento Azul, para buscar esta economía circular en las actividades económicas que dependen del mar, mediante la pesca sostenible, la lucha contra la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada o la ampliación de reservas marinas protegidas.

Del mismo modo, impulsará la economía circular en la edificación, para construir y demoler con un uso de recursos naturales sostenible y que garantice la reutilización y la reciclabilidad de las obras, los materiales y sus partes de la demolición, así como el uso de materias primas y materiales secundarios.

Otra de las líneas estratégicas tratará de incluir medidas de economía circular en la normativa sobre construcción y reparación de buques.

El documento establece que dada la "transversalidad" de la economía circular, se emplearán instrumentos normativos, económicos, de investigación, desarrollo e innovación, para buscar la participación y la sensibilización, por ejemplo promover una armonización fiscal que será una herramienta "esencial" para incentivar la aplicación del principio de jerarquía de residuos.

Entre los instrumentos normativos, señala que el paquete de economía circular de la Unión Europea supone modificar numerosas directivas, elaborar estrategias que deberán ser traspuestas al ordenamiento español, como por ejemplo la Estrategia Europea de plásticos. Asimismo, considera que los instrumentos financieros serán un "pilar fundamental" en este ámbito.

RESIDUOS

En materia de residuos también se regularán los del sector textil, de la agricultura, los neumáticos fuera de uso, se inspeccionará los traslados y se destinará 1,18 millones a las herramientas informáticas para control y vigilancia de estos, al tiempo que se estudiará la armonización de los impuestos autonómicos en esta materia y se creará un esquema nacional "coherente" de pesca de basura.

En cuanto a la organización de todo ello, plantea crear un comité coordinado por la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental y Medio Natural (MAPAMA) y la Dirección General de Políticas de I+D+I (MINEICO) que harán seguimiento de la estrategia.

Asimismo, se creará una Comisión Interministerial de Economía Circular formada por varios departamentos y un grupo de trabajo iner-autonómico de economía circular que se reunirá al menos una vez año y en el que participarán también la Federación Española de Municipios y Provincias.

Por otro lado, el MAPAMA realizará una evaluación de resultados del Plan de Acción y de la Estrategia al menos cada cuatro años en base a un conjunto de indicadores propuestos por Eurostat y el Instituto Nacional de Estadística.

Entre las políticas que se tratarán de activar está el desarrollo de nuevos sistemas y procesos de producción que garanticen la sostenibilidad de los recursos naturales; fomentar la transparencia de los productos con sistemas voluntarios de certificación, ecoetiquetas, análisis del ciclo de vida o declaraciones ambientales de producto.

También se fomentará la contratación pública ecológica como pieza clave del consumo; se ejecutará el Plan Estatal Marco de Residuos 2016-2022 y el Programa de Prevención de Residuos 2014-2020, así como el de ayudas asociadas según el principio de jerarquía de los residuos y se incorporarán al ordenamiento español las modificaciones europeas de la normativa de residuos y el Plan de Acción.

Otras actuaciones serán el impulso a la consideración de subproductos, establecer criterios específicos para dejar de considerar residuos los materiales sometidos a reciclado y se armonizarán las actuaciones en materia de residuos para lo que se establecerán grupos de trabajo y se elaborará una normativa sectorial.

También se pondrá en marcha la Estrategia Más alimentos menos desperdicio para reducir el impacto de la producción de alimentos tanto en cuanto a emisiones como su huella hídrica y se apoyará la producción ecológica y maderera.

En cuanto al agua, que se lleva un capítulo importante de la inversión, se promoverá la gestión sostenible del agua y la reutilización de aguas residuales para "procurar cerrar el círculo" y conseguir una gestión eficiente de este recurso. Precisamente, a las actuaciones en reutilización de agua el presupuesto del Plan 2018-2020 contempla 478,20 millones de euros, el 57,15 por ciento del total.

También se intensificará la sensibilización y la participación ciudadana (con 533.883 euros) para promover la colaboración de sectores, agentes sociales y ciudadanía y la creación del empleo verde de calidad para incrementar la competitividad de las empresas y su sostenibilidad (35,60 millones).

En definitiva, el borrador ministerial considera que conseguir el reto de la transición hacia la economía circular solo será posible mediante la colaboración, la participación y la implicación de toda la sociedad, no solo de las administraciones públicas sino de todos los sectores económicos, los agentes sociales, y "muy especialmente" los consumidores y los ciudadanos, "cuyas decisiones de compra de productos, así como su comportamiento en la separación de residuos son fundamentales".