El Gobierno propondrá sustituto en el pleno del CSN tras la salida de Narbona, su consejera más crítica

 

El Gobierno propondrá sustituto en el pleno del CSN tras la salida de Narbona, su consejera más crítica

Publicado 10/06/2017 14:37:03CET

MADRID, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno tendrá que proponer un sustituto en el Pleno del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) tras la salida de la exministra de Medio Ambiente Cristina Narbona, su consejera más crítica, que este sábado ha anunciado que se va a dedicar en exclusiva a presidir el Partido Socialista.

Según establece la Ley de creación del Consejo de Seguridad Nuclear, el presidente de este organismo y los consejeros tienen que ser designados entre personas de conocida solvencia en las especialidades de seguridad nuclear, tecnología, protección radiológica y del medio
ambiente, medicina, energía en general o seguridad industrial, valorándose especialmente su independencia y objetividad de criterio.

Los nombra el Gobierno, a propuesta del Ministro de Industria, previa comparecencia de la persona propuesta para el cargo ante la Comisión correspondiente del Congreso de los Diputados. Esta cámara, a través de la Comisión competente y por acuerdo de los tres quintos de sus miembros, tiene que manifestar su aceptación o veto razonado en el plazo de un mes natural a contar desde la recepción de la correspondiente comunicación.

La normativa indica que transcurrido dicho plazo, si no hay una manifestación expresa del Congreso, se entienden aceptados los correspondientes nombramientos. El periodo de permanencia en el cargo es de seis años, pudiendo ser designados, mediante el mismo procedimiento, como máximo para un segundo ciclo de seis años. Los cargos no podrán ser ostentados por personas mayores de 70 años.

La ex ministra de Medio Ambiente del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero dejó su escaño en 2013 para formar parte del Consejo de Seguridad Nuclear. En línea con el programa político del PSOE, que defiende un calendario de cierre de las nucleares, Narbona votó en contra del dictamen favorable del CSN para la renovación de la central de Santa María de Garoña (Burgos), de febrero de 2017, alegando que no cumplía en su totalidad los requisitos.

Asimismo, en el último pleno de este mes de mayo, la consejera también se quedó sola al votar en contra del informe relativo a la propuesta del Gobierno para que las centrales de Almaraz (Cáceres) y Vandellós II (Tarragona) puedan retrasar su solicitud formal de renovación de la autorización de explotación hasta 2019.

En la actualidad, el pleno del CSN está formado por el presidente, Fernando Marti Scharfhausen, a propuesta del PP, la vicepresidenta, Rosario Velasco (por el PSOE) y por los consejeros Javier Castelló y Javier Dies (ambos por el PP).

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies