Greenpeace acusa a Endesa de "intentar disfrazar de verde" la central de Carboneras y exige una evaluación ambiental

Actualizado 05/10/2007 15:33:22 CET

MADRID, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

Greenpeace acusó hoy a Endesa de "intentar disfrazar de verde" la Central térmica de Carboneras "introduciendo la quema conjunta de carbón y biomasa" en un esfuerzo por "alargar la vida" de la instalación y exigió al Ministerio de Medio Ambiente una Evaluación de Impacto Ambiental (EIA) sobre el proyecto.

Para la organización ecologista, si se llevara acabo el EIA "se pondría en evidencia que existen alternativas mejores para reducir el impacto de esta térmica sobre el cambio climático", motivo por el cual la Declaración de Impacto debería ser negativa.

La térmica de Carboneras "es el mayor foco de emisión de CO2 de Andalucía, y el tercero de España, y lo seguirá siendo con o sin co-combustión de biomasa, pues sus emisiones actuales de 6.326.518 toneladas/año de CO2 se reducirían tan sólo en un 7,6%, según los datos de Endesa, a cambio de alargar la vida de la central con esta operación de lavado de imagen", denunció Greenpeace.

Según el responsable de la campaña de Energía y Cambio Climático de la ONG, José Luis García Ortega, "si Endesa tuviese interés en reducir las emisiones de Carboneras, presentaría un plan de cierre de la térmica e invertiría en auténticas centrales de generación con fuentes renovables, sea biomasa, solar o eólica".

SÓLO BENEFICIA A ENDESA.

Para la organización ecologista, este proyecto "sólo beneficia" a la eléctrica española, ya que se obtendría "mayor cantidad total de carbón quemado que si se optase por un cierre anticipado para sustituir esa central por sistemas de generación basados en energías renovables".

Además, con la central podría propiciarse un consumo de biomasa excesivo que iría en detrimento de los recursos disponibles para otras aplicaciones, provocando su encarecimiento. De hecho, explica Greenpeace, los 83 MW de biomasa que instalaría Endesa en Carboneras equivalen, nada menos, que a la tercera parte del objetivo total de biomasa eléctrica establecido en el Plan Energético de Andalucía 2003-2006 para 2010 (250 MW).

Las biomasas que prevé utilizar preferentemente (procedente de instalaciones industriales o restos de poda del olivar) no se encuentran disponibles en las proximidades de la central, lo que dará lugar a un incremento significativo de las necesidades de transporte. El proyecto prevé la recepción de la biomasa desde camiones, recibiendo 6 camiones/hora durante cinco días a la semana, cuyo sobrecoste y emisiones de CO2 asociadas no se han contabilizado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies