Greenpeace pide a los presidentes de la grandes eléctricas una reunión para explicarles su modelo energético renovable

Actualizado 30/01/2013 13:09:32 CET

MADRID, 30 Ene. (EUROPA PRESS) -

La organización ecologista Greenpeace ha solicitado una reunión a los presidentes de las grandes empresas eléctricas (Endesa, Iberdrola, Gas Natural Fenosa, E.On España y HC Energía) en la que quieren pedirles que "terminen con sus ataques" a las energías renovables y para explicarles su propuesta de modelo energético que contempla un 100 por 100 de renovables.

La ONG destaca que este modelo permitiría un sistema energético basado en la eficiencia y la inteligencia y en su carta a las eléctricas les pide que abandonen "de manera inmmediata" su campaña de ataque a las energías renovables y que dejen "presionar al Gobierno" y de pretender que la política energética esté sometida a los intereses de la compañía.

Además, les recomiendan que apoyen una regulación del autoconsumo de energía limpia que pertima a los ciudadanos ejercer en condiciones favorables su derecho a producir y consumir su propia energía. También les instan a adoptar un nuevo plan estratégico en el que la prioridad de sus inversiones estén alineadas con un modelo de Energía 3.0, que se basa en la inteligencia, la eficacia y que es un 100 por 100 renovable.

Asimismo, les piden que reconozcan que España debe ir, precisamente, hacia un sistema eléctrico 100 por 100 renovable y a establecer un calendario de cierre de sus instalciones de generación de energía sucia, empezando por las centrales nucleares y las térmicas de carbón, dentro y fuera de España y volver a invertir a gran escala en generación renovable.

Para Greenpeace, esta "exigencia de cambio de modelo energético es ya un deseo generalizado de la sociedad", según el Eurobarómetro de enero de 2013 publicado por la Comisión Europea, que refleja que los ciudadanos piden una apuesta por las energías limpias. En el caso de España, según la consulta, el 81 por ciento de los ciudadanos piden fuentes renovables para el abastecimiento de energía en un futuro inmmediato.

"No podemos dejar que la política energética sea dictada sólo por intereses empresariales. Por ello, las cinco grandes compañías eléctricas de nuestro país deben abandonar su campaña de acoso y derribo a las energías renovables. La ciudadanía pide ya un cambio hacia una revolución energética que es imparable", ha manifestado el responsable de Energía y Cambio Climático de Greenpeace, Julio Barea.