Un grupo de 38 eurodiputados denuncia el conflicto de intereses de Tejerina sobre los fertilizantes

Publicado 22/02/2018 19:05:55CET

BRUSELAS, 22 Feb. (EUROPA PRESS) -

Un grupo de 38 eurodiputados han enviado una carta al Consejo de la Unión Europea en la que denuncian el conflicto de intereses de la ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, en las negociaciones a nivel comunitario de los niveles máximos de tóxicos en los fertilizantes.

La misiva está firmada por 38 eurodiputados de cinco grupos políticos distintos, aunque la mayoría forman parte de Izquierda Unitaria Europea (GUE) y de Los Verdes, también está firmada por dos eurodiputados de la Alianza de Liberales y Demócratas Europeos (ALDE), dos del grupo Europa de la Libertad y la Democracia Directa (EFDD) y uno de Socialistas y Demócratas (S&D).

Los eurodiputados españoles que han firmado la carta son el impulsor del la misma, Florent Marcellesi (Equo), Ernest Urtasun (Catalunya en Comú), Miguel Urbán, Estefanía Torres, Tania González, Xabier Benito y Lola Sánchez (Podemos), Marina Albiol, Paloma López, Ángela Vallina y Javier Couso (IU) y Lidia Senra (AGE).

La carta hace referencia específicamente a las negociaciones entre las instituciones comunitarias para reducir el nivel máximo permitido de cadmio el fertilizantes. El Parlamento Europeo es partidario de recortar el nivel hasta los 20 miligramos por kilogramo.

"En este sentido, estamos especialmente preocupados por la posición del gobierno español en el consejo, representado por la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, quien tiene un claro vínculo con la industria de los fertilizantes", advierten los firmantes.

El documento subraya que la ministra fue miembro ejecutiva de la empresa Fertiberia, miembro de Fertilizers Europe que controla el 75% de la producción española y el 100% de la producción de Portugal.

"Por lo tanto, ya tuvo que abstenerse en varios procesos regulatorios en el sector fitosanitario en España en 2017. Actualmente, la posición del Ministerio de Agricultura ha sido exactamente la misma que la de Fertilizers Europe: abogar por dejar los niveles como están actualmente", denuncian los eurodiputados.

"Esperamos que la presidencia del Consejo de la UE tenga en cuenta este conflicto de intereses de la ministra cuando el gobierno español se oponga a la posición de la Comisión Europea y al mandato del Parlamento Europeo, y por tanto se actúen en consecuencia. El Consejo debe defender el interés público, la salud de la ciudadanía y el medio ambiente", concluye la misiva.