El Instituto Geográfico Nacional considera "dificilisimo" que las centrales españolas sufran un sismo o tsunami

Actualizado 16/03/2011 19:21:56 CET

MADRID, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Instituto Geográfico Nacional (IGN) considera "dificilisimo" que las centrales nucleares españolas sufran un sismo o tsunami tras el anuncio del ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, de realizar estudios de riesgo sísmico complementario y de inundaciones en España a raíz del desastre de Japón.

En declaraciones a Europa Press, Emilio Carreño, del IGN, ha indicado que las pruebas que se van a desarrollar "servirán para comprobar si hay estudios suficientemente fiables de la peligrosidad sismica de los lugares en los que se encuentran los emplazamientos actuales".

Carreño ha recordado que en la construcción de edificios se establece un mapa de peligrosidad para un período de 500 años que, en el caso de las centrales, se amplía a un mínimo de 10.000 años. De todos modos, ha vaticinado que las centrales españolas "superarán perfectamente" estas pruebas en ambos casos --riesgo sísmico e inundaciones--.

Así, el experto ha explicado que las centrales nucleares instaladas en España "no se encuentran en zonas sismicamente muy activas". "Los cálculos siempre están sobredimensionados desde el punto de vista sísmico ya que es muy difícil, pero no imposible, que ocurra algo", ha apostillado.

"Todos los emplazamientos nucleares tienen instrumentación sísmica", ha añadido Carreño, que ha señalado que existe "todo un sistema automatizado de manera que, si se superan niveles pequeños, saltaría la alerta y se tendría que tomar la decisión de parar una central". En este sentido, ha puntualizado que la Red Sísmica Nacional cuenta con protocolos de actuación con el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) y las centrales nucleares.

Carreño también ha indicado que las centrales de Cofrentes, Ascó y Valdellós se encuentran en zonas "con valores de sismicidad muy bajos" para edificaciones normales, "nunca para nucleares". Además, ha recordado que el terremoto de magnitud 4,2 ocurrido en 2007 en la localidad de Copete (Guadalajara) "pudo afectar" a la central de Trillo y la de José Cabrera. Sin embargo, en el primer caso, "ni se sintió ni se dispararon los sistemas de alarma", mientras que en el segundo "sí se registró pero no se alcanzó el nivel de alerta".

Por otro lado, en el caso de un posible tsunami, Carreño ha explicado que "sólo la central de Ascó, en Tarragona, resultaría afectada". "Hay casos de terremotos en norte de Argelia que pueden provocar tsunamis pero es dificilisimo que se produjeran y, en cualquier caso, el mar subiría unos pocos centímetros". "No hay peligro en este punto", ha aseverado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies