Las lluvias de marzo inyectan casi 9.000 hm3 a los embalses que crecen 17 puntos y rebasan el 60% de su capacidad

Actualizado 22/03/2018 13:37:39 CET

   La reserva cuenta con un 1,6% más de agua que hace un año pero sigue un 11,9% por debajo de la media de la década

   MADRID, 21 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Las lluvias registradas a lo largo del mes de marzo han inyectado un total de 8.917 hectómetros cúbicos (hm3) a los embalses que en tan solo tres semanas. De este modo, la reserva hidráulica ha crecido casi 17 puntos, rebasando el 60 por ciento de su capacidad, con 33.729 hm3. Se trata de unos niveles que no se alcanzaban desde mediados de agosto de 2016.

   Esta última semana la reserva hidráulica ha crecido un 6,4%, con un aporte de 3.609 hectómetros cúbicos esta semana, lo que supone un 6,4 por ciento del total, según datos del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente. Esta semana las precipitaciones han afectado considerablemente a toda la Península y la máxima se han producido en Pontevedra, con 88,8 litros por metro cuadrado.

   Con estos aportes, la reserva hidráulica se sitúa por primera vez en muchos meses en un volumen superior al de hace un año. Concretamente, los embalses cuentan con un 1,6 por ciento más de agua embalsada que en la misma semana de marzo de 2017, aunque siguen un 11,9 por ciento por debajo de la media de la última década.

   Por ámbitos, la reserva se encuentra al 94,5 por ciento en Cantábrico Oriental; al 86,5 por ciento, en Cantábrico Occidental; al 78,2 por ciento, en Miño-Sil; al 89,3 por ciento, Galicia Costa; al 100 por 100, las cuencas internas del País Vasco; al 57,9 por ciento, Duero; al 61 por ciento, Tajo y al 58,2 por ciento, Guadiana.

   Además, Tinto, Odiel y Piedras está al 94,8 por ciento; Guadalete-Barbate, al 67,6 por ciento; Guadalquivir, al 56,1 por ciento; la cuenca Mediterránea andaluza, al 50,5 por ciento; Segura, al 22,4 por ciento; Júcar, al 30,2 por ciento; Ebro, al 73,5 por ciento y las cuencas internas de Cataluña, al 57,9 por ciento.

   La cifra actual es un 12 por ciento inferior a la media de los embalses en el último decenio aunque el balance hídrico ya se sitúa un 1,64 por ciento por encima de los valores de agua embalsada hace un año, cuando estaban al 59,3 por ciento de su capacidad total y hace dos se situaban en el 67,7 por ciento en estas fechas.

   Si bien, la media de los últimos cinco años para estas fechas se eleva más de 10 puntos porcentuales, hasta el 72,4 por ciento (6.602 hectómetros más que ahora), y la media del último decenio se sitúa en el 69,2 por ciento de la capacidad total (4.596 hectómetros más).

   Además, en la duodécima semana del año, el ejercicio 2018 ha bajado posiciones en el ranking con menos agua embalsada en este periodo. Así, la semana 12 de 2018 ocupa la décimotercera plaza desde 1990 y se sitúa por detrás de 1990 (60,28%); 1992 (40,31%); 1993 (41,51%); 1994 (50,09%); 1995 (44,03%); 2000 (51,26%); 2002 (57,32%); 2005 (57,48%); 2006 (53,82%); 2007 (60,16%); 2008 (45,30%) y 2017 (59,26%).

   Por tanto, para encontrar una cifra similar hay que retrotaerse hasta 1990, cuando los embalses estaban al 60,28 por ciento, una cifra algo superior al 60,2 por ciento de esta semana.