Medio Ambiente resuelve la evaluación de impacto ambiental del acondicionamiento del canal del embalse de Rosarito

 

Medio Ambiente resuelve la evaluación de impacto ambiental del acondicionamiento del canal del embalse de Rosarito

Actualizado 24/11/2010 16:02:19 CET

MÉRIDA, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino (MARM) ha formulado la evaluación de impacto ambiental del proyecto 'Acondicionamiento del canal de la margen izquierda de la zona regable del embalse de Rosarito (Cáceres y Toledo)", concluyendo que, siempre y cuando se autorice en la alternativa seleccionada y en las condiciones deducidas del proceso de evaluación, quedará adecuadamente protegido el medio ambiente y los recursos naturales.

El objeto del proyecto es acondicionar el canal de la margen izquierda de la zona regable del embalse de Rosarito, reparándolo y dotándolo de elementos que posibiliten una mejor gestión del recurso, y por consiguiente, un ahorro de agua que revertirá en un beneficio para los usuarios y el medio ambiente. El promotor del proyecto es la Confederación Hidrográfica del Tajo.

Las balsas proyectadas se localizan adosadas al canal, sin afectar directamente a ninguno de los espacios incluidos en la Red Natura 2000 y, el resto de actuaciones (instalación de compuertas, válvulas y obras de retención) se ejecutarán sobre la infraestructura actual, por lo que la afección sobre dicha Red será mínima y no significativa.

Con el fin de proteger a la fauna, la Declaración de Impacto Ambiental establece como condición que las actuaciones en la compuerta de retención nº 1 deberán realizarse fuera del periodo reproductivo de las especies de mayor importancia, según ha informado la Junta en nota de prensa.

Para evitar la caída de animales en las balsas, se dotará a las mismas, y a sus cerramientos de los dispositivos adecuados para facilitar su escape. Además, el diseño de las balsas es óptimo para su utilización por una variada comunidad de aves acuáticas e incluso anfibios.

Durante la fase de construcción se cumplirán las medidas de protección de la calidad de las aguas y de los suelos y no se verterán a los cauces ningún tipo de materiales sólidos ni líquidos.

Durante la fase de explotación no se prevé afecciones a los sistemas fluviales, ni de las obras se deriva disminución de los caudales ecológicos del río Tiétar, en todo caso el impacto será positivo ya que las actuaciones suponen una mejora de la gestión del recurso hídrico.

Ninguna de las obras previstas afectará directamente a las riberas del río Tiétar ni a sus afluentes o al embalse de Rosarito.

Las zonas en que se desarrollen las actuaciones serán adecuadamente jalonadas con el fin de evitar daños a los hábitats protegidos presentes en el área de estudio. De acuerdo con el Plan de Lucha contra los Incendios Forestales de la Comunidad Autónoma de Extremadura se deberán tomar las medidas preventivas para evitar incendios forestales en época de alto riesgo.

De la misma manera, de acuerdo con el análisis y las consultas realizadas, el Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino ha formulado la evaluación de impacto ambiental del proyecto 'Restauración fluvial del río Guadiana en un tramo de la cuenca media a su paso por el entorno de Villagonzalo (Badajoz)', concluyendo que siempre y cuando se cumplan con las condiciones fijadas en esta resolución quedará adecuadamente protegido el medio ambiente y los recursos naturales.

El objetivo del proyecto es la restitución del funcionamiento ecológico del río Guadiana, en un tramo de la cuenca media, recuperando su espacio de movilidad fluvial y restableciendo su equilibrio geomorfológico. Las actuaciones se sitúan en los términos municipales de Mérida, Villagonzalo, Valverde de Mérida, Don Álvaro, La Zarza y Guareña, pertenecientes a la provincia de Badajoz. El promotor es la Confederación Hidrográfica del Guadiana.

Aunque la actuación proyectada no producirá, en términos generales, efectos ambientales significativos, deberá cumplir con una serie de medidas preventivas/correctoras para minimizar los impactos como: El parque de maquinaria, elementos auxiliares, viarios, etc. se localizarán fuera de las zonas de exclusión, que vendrán definidas por las áreas de mayor calidad y fragilidad ambiental y se procederá al jalonamiento estricto de la superficie de ocupación.

Para la protección del suelo y de la calidad de las aguas se descompactará y recuperará el suelo de las zonas afectadas y se llevará a cabo un adecuado control de los residuos, vertidos, etc. Para la protección del medio natural se minimizará el desbroce y eliminación de la vegetación, adecuando estas actuaciones a los periodos vitales de las especies sensibles.

Se seguirán las recomendaciones establecidas en el documento ambiental, limitando las labores de desbroce al periodo comprendido desde agosto a febrero y se prestará especial atención durante los trabajos a la detección de nidos y madrigueras, comunicando su presencia al órgano autonómico competente.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies