Medio Ambiente retira un total de 112.500 kilos de residuos de las playas del Parque Natural de Almería

Actualizado 31/07/2006 16:53:11 CET

ALMERIA, 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

El director general de Gestión del Medio Natural de la Consejería de Medio Ambiente en Almería, José Guirado, destacó hoy que en los dos últimos meses se han evacuado del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar (Almería) un total de 112.500 kilos de residuos procedentes de lo que aportan las mareas, y de lo que dejan los usuarios de las playas y calas de la zona.

En rueda de prensa, Guirado aseguró que estos datos "exigen" hacer un llamamiento a todos los ciudadanos porque, según las previsiones, "en el horizonte de este año se alcanzarán las 350 toneladas de residuos sólidos retirados de la línea de playa". A su vez, expresó que es necesario que los usuarios se conciencien para que "seamos capaces de comportarnos correctamente con estos frágiles ecosistemas".

De otro lado, José Guirado y el delegado provincial de Medio Ambiente, Juan José Luque, informaron sobre las actuaciones incluidas en el proyecto denominado 'Life', que tiene como objetivo restaurar hábitats y mejorar la capacidad de acogida de Las Salinas de Cabo de Gata.

Hasta el momento, según indicaron, la Junta ha adquirido un total de 829 hectáreas de suelo protegido del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar y los trabajos se han centrado en restaurar hábitats prioritarios de la zona calificada como Lugar de Interés Comunitario (LIC), particularmente en Los Escullos, mejorar la capacidad de acogida para las aves de la zepa en Las Salinas de Cabo de Gata y garantizar un mayor conocimiento de los valores naturales de la zona por parte de los visitantes, mediante la instalación de nuevos equipamientos de uso público.

Más concretamente, la restauración del hábitat de Ziziphus (azufaifo) en Los Escullos se ha desarrollado con éxito en 300 hectáreas y no sólo en las 244 previstas. Asimismo, se han plantado también otras especies como el espino negro, acebuches, palmitos y cornicabras.

En Las Salinas, con la ampliación del humedal y las medidas adoptadas para facilitar la nidificación y disminuir las perturbaciones externas, se espera un aumento progresivo de las colonias de cría y de las poblaciones de aves de paso.

De otro lado, las nuevas instalaciones de uso público --senderos, miradores y paneles interpretativos-- han facilitado la visita ordenada a Las Salinas y han proporcionado a los visitantes un mayor conocimiento del proceso salinero y de los ecosistemas asociados al humedal.

ACTUACIONES FUTURAS

La Consejería de Medio Ambiente, una vez culminado este proyecto, va a continuar realizando distintas acciones en Las Salinas de Cabo de Gata. Entre las medidas que se abordarán en un futuro se encuentran las dirigidas a incrementar la superficie dragada en el estanque recuperado para asegurar así el aislamiento de los islotes, cuando las condiciones hídricas sean menos favorables y otro destinado a revegetar los nuevos islotes para acelerar su proceso de naturalización.

Además, se prevé reconstruir otros diques que aún se encuentran deteriorados, la puesta en valor del humedal mediante la construcción de un museo de la sal y un centro de interpretación, y soterrar las líneas eléctricas existentes, ya que provocan algunas colisiones de aves y generan un severo impacto paisajístico.