Los mirlos urbanos envejecen antes que los que viven en la naturaleza, pero viven más años

Ejemplar de mirlo
ELOY REVILLA (EBD-CSIC)
Publicado 21/03/2018 11:26:33CET

   MADRID, 21 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Un estudio con participación de investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) revela que la salud de los mirlos urbanos es peor que la de aquellos que viven en zonas naturales cercanas a las ciudades. En cambio, la investigación también revela que los de las ciudades viven más años que los que residen en la naturaleza.

   Para el estudio, cuyos resultados se publican en 'Biology Letters', los investigadores recopilaron muestras de sangre de mirlos capturados en las ciudades de Sevilla, Granada, Madrid, Dijon (Francia) y Turku (Finlandia), así como en zonas naturales cercanas a cada una de estas ciudades. En concreto, los investigadores midieron la longitud de los telómeros --estructuras de ADN que se encuentran en los extremos de los cromosomas y que son indicadores de salud-- de estas aves en ambos entornos.

   Los telómeros están presentes en todos los animales y su longitud se reduce con la edad y con distintos factores que afectan negativamente a la salud como son la contaminación, los parásitos y el estrés. Además, la longitud de los telómeros está involucrada en enfermedades como el cáncer.

   "La vida en las ciudades nos expone a niveles más elevados de contaminación y estrés que la vida rural y eso puede afectar nuestra salud y la de otros organismos que conviven con nosotros", explica el investigador del CSIC Jordi Figuerola, de la Estación Biológica de Doñana. "Por ello, estudiamos el impacto de la vida urbana sobre el estado de salud de las aves, son organismos de vida corta y esto hace que cualquier impacto negativo sea más rápido y fácil de detectar", dice.

   Según explica el investigador, los telómeros de los individuos capturados en las ciudades son más cortos, lo que sugiere que su estado de salud se ve afectado por el ambiente urbano. Así, Figuerola sostiene que aunque el mirlo es una especie que ha sido capaz de adaptarse a los grandes núcleos de población y está presente en los jardines de todas las ciudades, su estado de salud es peor que el de individuos que viven en zonas menos afectadas por las actividades humanas.

   Sin embargo, a pesar de ello, el estudio también revela que los mirlos urbanos parecen vivir más en las ciudades. Los investigadores han llegado a esta conclusión tras calcular la edad de los mirlos según su plumaje.

   "Se necesitan estudios adicionales para profundizar en los mecanismos, pero nuestros resultados sugieren que las ventajas de vivir en la ciudad, como una menor depredación o la mayor abundancia de alimentos, compensan el efecto negativo en la salud de los mirlos", comenta por su parte el investigador Juan Diego Ibáñez Álamo, de la Universidad de Groningen (Países Bajos).