Peritos: la decisión de alejar el Prestige "contaminada políticamente"

Recurso del Prestige
Reuters
Actualizado 26/02/2013 15:51:43 CET

El expráctico de A Coruña dice que la entrada en este puerto era "como querer meter un pie del 47 en un zapato del 32"

A CORUÑA, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

Peritos de la Escuela Superior de Marina Civil de A Coruña han defendido que llevar el buque al seno de Corcubión era "técnicamente viable" y con un impacto ecológico "menor", al tiempo que han constatado que la decisión final de alejarlo estuvo "contaminada políticamente", en el juicio que se celebra por la catástrofe marítima del 'Prestige'.

Así, el también capitán de Marina Mercante Antonio Francisco Pita Porta ha calificado como una decisión "contaminada políticamente" el alejamiento del buque 'Prestige' y ha defendido que, en su caso, la orden que hubiera dado sería la de llevar el barco al seno de Corcubión. "Es más razonable, técnicamente viable y el impacto menor", ha sentenciado.

Mientras, el expráctico del Puerto de A Coruña, Evaristo Landeira, ha reconocido que tildó de "ridículo" y una "temeridad" intentar la entrada del barco en esta instalación portuaria por su calado. "Era como querere meter un pie del 47 en un zapato del 32", ha señalado este testigo, para quien "para un barco de esa categoría no había abrigo". "En A Coruña desde luego no", ha sentenciado.

Este práctico ha ratificado que estaba "prohibido" meter en el puerto de A Coruña un barco que vertía y ha insistido en que con el calado que tenía el 'Prestige' "lo más probable era que se quedara en la Torre de Hércules como le ocurrió al 'Mar Egeo'", ha precisado.

ALEJAMIENTO

Antes de su testimonio, han declarado como peritos Antonio Francisco Pita, Vicente Beceiro Veiga y José Manuel Martínez Mayan, de la Escuela Superior de Marina Civil. A Martínez Mayan, le consultó sobre el accidente el entonces capitán marítimo, Ángel del Real. También llegó a participar en alguna de las reuniones celebradas en la Delegación del Gobierno en Galicia.

Los tres peritos han respaldado el alejamiento del barco en las primeras horas como medida "preventiva", pero han criticado que se mantuviese la decisión con posterioridad, así como el rumbo noroeste fijado al barco.

Para estos peritos, era "factible" que el buque hubiera podido llegado en unas "10 horas" al seno de Corcubión. "Es más razonable, técnicamente viable y el impacto menor en el abrigo de Fisterra", ha señalado Antonio Franccisco Pita en alusión a las consecuencias ecológicas.

TRASVASE DE LA CARGA

Sobre el trasvase de la carga, los tres han remarcado las dificultades que, en su opinión, hubiera conllevado poder llevar a cabo con éxito la maniobra, "imposible" sin el apoyo de otros equipos por la avería en el costado de estribor que tenía el 'Prestige' y que han descartado en alta mar por la zona donde se encontraba el barco.

José Manuel Martínez Mayan ha ratificado también que en los primeros días solo le plantearon, desde la Administración, preguntas relativas al trasvase de carga en alta mar y que no fue hasta "los días sucesivos" cuando "se comenta" realizar la operación en aguas abrigadas.

Sin embargo, al hilo de esta cuestión, se ha mostrado convencido de que las autoridades españolas "no planearon" el trasvase. "No era la prioridad", ha insistido este perito, quien ha ratificado, a preguntas de uno de los letrados, sus afirmaciones en una entrevista en las que dijo que "ningún profesional honrado hubiese tomado la decisión de alejar el barco".

"ESPECTÁCULO LAMENTABLE"

Descartadas las alternativas de la Ría de Vigo o el Puerto de A Coruña, "no soy un suicida", ha apostillado, ha dicho que solo quedaba Corcubión. "O se va ahí o no se va", ha sentenciado Mayan, palabras matizadas por otro perito afirmando que con el alejamiento se iba "a ninguna parte".

Sobre el riesgo de hundimiento, este perito, Antonio Francisco Pita, ha aclarado que "la inminencia del desastre era la misma para las dos alternativas", alejamiento del buque o llevarlo a zonas abrigadas. Además, se ha mostrado convencido de que si se hubiera provisto de los medios necesarios con el traslado a Corcubión, "se hubiera evitado todo el espectáculo lamentable que se dio", ha sentenciado sobre la catástrofe ecológico.

Respecto a otra de las cuestiones que está centrando las periciales --si la maniobra de lastrado de los tanques con agua ordenada por el capitán, Apostolos Mangouras, para corregir la escora, agravó los daños estructurales-- este perito han dicho que "técnicamente es desaconsejable". Sin embargo, ha descartado que fuese "la causa determinante del hecho posterior", en alusión al hundimiento del buque, el 19 de noviembre de 2002.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies