El pino canario tiene capacidad limitada de recuperarse tras un incendio

 

El pino canario tiene capacidad limitada de recuperarse tras un incendio

INCENDIO
FUNDACION FORESTA
Actualizado 30/07/2010 19:35:59 CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 30 Jul. (EUROPA PRESS) -

Un estudio conjunto de las universidades Pablo de Olavide (UPO) y de La Laguna (ULL) ha puesto de manifiesto las limitaciones del pinar canario para su recuperación tras sufrir un incendio.

El trabajo, encabezado por el investigador de la UPO Jorge Durán, señala, según un comunicado, la lenta recuperación de la fertilidad natural del pinar debido a la pérdida de los nutrientes esenciales, fundamentalmente nitrógeno y fósforo, por causa del fuego.

La investigación, cuyos resultados han sido publicados en la revista 'Annals of Forest Science', está financiada por el Ministerio de Ciencia e Innovación y en ella participan los científicos Antonio Gallardo, Alexandra Rodríguez y José María Fernández-Palacios.

El pinar canario es un ecosistema único en el mundo, tanto por sus características particulares como por el hecho de que constituye uno de los pocos bosques europeos no intervenidos por el hombre a día de hoy. En esta línea, el pino canario --Pinus canariensis-- es capaz de sobrevivir a un incendio, perdiendo una hoja que es capaz de rebrotar a las pocas semanas. Esto hace posible la existencia de árboles con más de 700 años de vida.

El objetivo de los investigadores ha sido, pues, comprobar la hipótesis que afirma que la pérdida de nutrientes en el pinar canario debido a la quema de la pinocha (hoja del pino) y de la superficie del suelo es momentánea, y que al cabo del tiempo la fertilidad se recupera.

"Se pensaba que las condiciones posteriores al incendio podía favorecer la entrada en el pinar de plantas y bacterias capaces de fijar nitrógeno en el ecosistema, pero eso no es así, en la zona analizada vemos cómo después de 20 años aún hay señales dejadas por el fuego", afirma Antonio Gallardo, investigador de la UPO.

El trabajo desarrollado por estos científicos se ha centrado en estudiar qué pasa en el pinar canario ubicado en la isla de La Palma con los nutrientes más importantes para las plantas tras el paso de un incendio, sobre todo en lo referente a la presencia de nitrógeno, esencial para la vida de la flora por su papel en el crecimiento.

Los resultados publicados en el artículo apuntan que la recuperación en el pinar canario de los niveles de nitrógeno y de la fertilidad del bosque se extiende en un periodo mayor del que se esperaba inicialmente.

"Al no sucumbir ante el fuego, el pino canario permanece dando sombra lo que, en pocas palabras, deja poca luz para que otras plantas crezcan", apunta Antonio Gallardo.

En este sentido, los investigadores han constatado que la presencia en el sotobosque de plantas como las leguminosas (Leguminosae), las cuales juegan un importante papel a la hora de contribuir a la fijación en el suelo de nitrógeno, es escasa.

MANO DEL HOMBRE

Otra de las causas que contribuyen a esta lenta recuperación de los niveles de nutrientes en el suelo, según comenta el investigador de la UPO, es la escasa contaminación derivada de la actividad humana que, por diversas razones, es mínima en el pinar de la isla de La Palma.

"En los países industrializados emitimos mucho nitrógeno a la atmósfera por los coches, las industrias, los abonos,... El pinar canario que hay en esta isla no se ve influido por este tipo de variables, además de que el turista que visita esta zona se corresponde con un perfil naturalista, que busca pasear por los montes y tiene un mayor cuidado con la vegetación", concluyó Gallardo.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies