El Plan Hidrológico de Demarcación del Ebro podría generar unos 22.000 empleos, según el presidente de la CHE

 

El Plan Hidrológico de Demarcación del Ebro podría generar unos 22.000 empleos, según el presidente de la CHE

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro, Xavier de Pedro.
EUROPA PRESS
Actualizado 10/09/2012 22:08:32 CET

De Pedro se ha reunido este lunes con los representantes sindicales del Consejo

ZARAGOZA, 10 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), Xavier de Pedro, ha apuntado que el Plan Hidrológico de Demarcación del Ebro podría generar unos 22.000 empleos al año.

En declaraciones a los medios de comunicación este lunes en la sede de la CHE en Zaragoza, De Pedro ha explicado que, "siguiendo la ronda de contactos que se está haciendo desde la Confederación" por el Plan de Demarcación de Cuenca del Ebro, esta tarde se ha reunido con los representantes sindicales del Consejo de la Demarcación del Ebro, en concreto, por parte de UGT, María del Mar Fernández, y de Comisiones Obreras (CC.OO.), Ángel Muñoa.

Así, De Pedro ha comentado que en esta reunión han debatido sobre los distintos temas que se mantienen en el Plan, de las cuestiones medioambientales, de las infraestructuras y del empleo.

"El Plan prevé la creación de unos 22.000 empleos al año, pero tenemos que hablar con todos los sectores implicados en la elaboración de este Plan y en las inversiones que se tienen que realizar con el fin de generar un amplio consenso de forma que estos empleos puedan ser una realidad", ha subrayado De Pedro.

De esta forma, ha apostillado que "vamos a intentar que esta cifra de empleos sea un objetivo a cumplir" pero, para ello, el requisito fundamental, según el presidente de la CHE, es "crear un consenso muy amplio" sobre el desarrollo del Plan "entre las distintas administraciones que están implicadas en la inversión y también entre los inversores privados".

De Pedro ha informado de que el Plan se encuentra todavía en un periodo de información pública, hasta el 12 de noviembre, y "trataremos de recabar toda la información posible para que estos datos de empleo e inversiones sean lo más precisos y concretos posibles".

No obstante, "no hemos pensado en reducir la cifra, hemos pensado en calcularla bien" y ha afirmado que "la prioridad es el empleo". El número de empleos es una previsión anual en toda la Cuenca, que comprende nueve comunidades autónomas, "en función de las inversiones que se hacen en el Plan".

Estos empleos se crearían en campos muy variados, "desde la construcción de obras de regulación hasta obras de regadío y aprovechamientos energéticos", ha apostillado.

CONSENSO

El presidente de la CHE ha insistido en que con estas rondas de reuniones también se pretende "generar el máximo consenso posible" sobre infraestructuras, modernización de regadíos, sequías, avenidas y "todas las inversiones" que "tienen que ser generadoras de un empleo estable".

Por otro lado, De Pedro ha indicado que, con los representantes sindicales, se ha hablado de los regadíos sociales y "de la visión favorable que desde los sindicatos se tiene respecto estos desarrollos".

También se han tratado "los distintos temas generales del plan de caudales medioambientales, de la gobernanza de la Cuenca y hemos mostrado nuestra coincidencia en que haya la máxima participación posible en la valoración del Plan".

Por ello, el presidente de la CHE ha mencionado que "por parte de la Confederación, invitaremos a la Comisión de planificación a aquellas personas implicadas en la elaboración del Plan".

Otro punto de la reunión entre el presidente de la CHE y los representantes sindicales en el Consejo ha sido el de las energías renovables, con la intención de que sean "un punto de apoyo para el desarrollo del agua".

CONTACTOS

Esta reunión se enmarca en una ronda de contactos con todos los miembros del Consejo de la Demarcación del Ebro, máximo órgano de planificación en esta Cuenca, para tratar la propuesta del futuro nuevo Plan Hidrológico de Demarcación del Ebro y buscar así el máximo consenso en su contenido.

El objetivo es ampliar las vías de debate e intercambio de opiniones sobre un documento que será la base de la gestión hidráulica y cuya propuesta se encuentra en fase de exposición pública desde el pasado 12 de mayo y hasta el próximo mes de noviembre.

El texto busca el equilibrio entre el buen estado ecológico y las demandas actuales y futuras y, para ello, cuenta con un amplio y definido plan de medidas, con acciones concretas, que responden a los criterios de la Directiva Marco del Agua de la Unión Europea.

El Consejo de Demarcación es el encargado de elevar la propuesta del Plan para su aprobación definitiva mediante Real Decreto en 2013. Está formado por 98 componentes representantes de las comunidades autónomas, de las entidades locales, de todos los usuarios, asociaciones agrarias, asociaciones ecologistas, asociaciones empresariales, organizaciones sindicales y representantes de los departamentos ministeriales relacionados con la gestión de las aguas.

El primer encuentro se celebró la semana pasada en Zaragoza con los representantes de las asociaciones ecologistas del Consejo de la Demarcación, Julián Ezquerra, miembro de la Coordinadora de Afectados por Grandes Embalses y Trasvases (COAGRET) y Manuel Tomás, miembro de la Plataforma en Defensa de l'Ebre. Además, asistieron los suplentes del Consejo, por parte de SEO Bird Life, Luis Tirado y por parte de Ecologistas en Acción Cataluña, Quim Pérez.

GESTIÓN DE LA CUENCA

El Plan es el documento básico de gestión de la Cuenca. Es un requerimiento legal, pero también una oportunidad social que recoge los objetivos comunes de las nueve comunidades autónomas de la Demarcación para alcanzar una gestión más eficiente y sostenible del agua que permita orientar las decisiones de los ciudadanos en sus proyectos de desarrollo. Para alcanzar este objetivo se incluye un plan de medidas, con acciones concretas.

Además, el Plan fija como horizonte que más del 85 por ciento de las masas de agua de la Cuenca alcance su buen estado ecológico. El punto de partida es positivo ya que en la fase de evaluación previa al Plan se ha concluido que cerca del 70 por ciento de las masas de la Cuenca del Ebro se encuentran en muy buen o buen estado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies