La Plataforma Vecinal Valle del Ecrin (Granada) continúa su lucha contra el impacto de una empresa embotelladora

Actualizado 05/10/2007 16:50:35 CET

El siguiente paso dado por los vecinos, que llevarán el caso a Bruselas, ha sido dirigirse a Zapatero, Rubalcaba y Manuel Chaves

MADRID, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Plataforma vecinal de Defensa del Agua del Valle del Lecrin, en Granada, continúa con su labor de lucha para conseguir el cierre de las actividades de la empresa Aguas Minerales de Sierra Nevada S.L, a la que ya han denunciado en varias ocasiones ante un juzgado por considerar que no cuenta con los permisos ni análisis necesarios, así como el registro sanitario oportuno, para embotellar el agua que este mismo verano ha estado promocionando como obsequio --en principio, para darla a conocer bajo el nombre de 'SierraDurcal'--.

En declaraciones a Europa Press, su portavoz, Manuel Puertas, recordó que, además, la zona es claramente deficitaria en este recurso y la sequía es un problema muy acuciante y que preocupa mucho a sus habitantes, por lo que es necesaria la paralización "inmediata y total" de las actividades de la embotelladora de agua en Durcal.

Así, la plataforma ha remitido varios escritos, al presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, al ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, y al propio presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, pidiéndoles "ayuda urgente" ante una sequía "atroz" y los graves riesgos en la zona por la escasez de recursos hidrícos. A estas cartas acompañaban denuncias interpuestas ante la Guardia Civil, y otros escritos a la Subdelegación de Gobierno y a la Consejería de Innovación y Desarrollo de la propia Junta andaluza.

Más de 20.000 vecinos que habitan en la zona se están viendo afectados por este problema, según Puertas, que se señala su "estupefacción" ante el hecho de que se pueda favorecer a una empresa adelantándoles permisos de los que aún carecen de forma oficial para que pueda seguir desarrollando su labor de embotellado de agua en una zona a la que se está poniendo "a las puertas del desierto".

ANTECEDENTES.

La empresa Aguas Minerales de Sierra Nevada cuenta con una planta embotelladora de agua en un paraje de la localidad granadina de Dúrcal especialmente seca, y en la que la empresa "se está lucrando por embotellar un agua que además, no ha pasado los registros sanitarios obligarorios", según la Plataforma. A su juicio, "se está haciendo uso de un agua escasa en beneficio de intereses particulares". Además, consideran las actividades de la embotelladora "ilegales", al estar envasando el agua sin registro sanitario.

La embotelladora, por su parte, ya se defendió de estas acusaciones alegando que no comercializa ni distribuye agua. A pesar de poseer todos los permisos necesarios para comenzar la actividad "no se está produciendo carga alguna en los muelles de la fábrica", aseguraron en un comunicado difundido a los medios locales este mismo verano. A su juicio, las denuncias de esta Plataforma y de la ONG Ecologistas en Acción, --que también pide el cese de sus actividades-- "son totalmente falsas e infundadas".

La Plataforma sostiene mientras tanto que sus actividades, y las obras de construcción de la envasadora, ya han afectado al Parque Natural de Sierra Nevada, así como a los valores, no sólo ecológicos del entorno, sino también culturales y patrimoniales, amenazando "un equilibrio ecológico demasiado frágil para ser puesto en riesgo en beneficio de unos pocos que sólo ven dividendos".

En cuanto a la acusación de la Plataforma de que no disponen de la denominación de 'agua mineral' para el agua que embotellan, la empresa ya señaló que el agua que extrae del manantial Sierra Dúrcal "goza de la calificación de agua mineral natural por parte de la Consejería de Innovación Ciencia y Empresa".

La empresa propietaria de la marca registrada 'SierraDúrcal' insiste en que cumple "escrupulosamente" con la legislación en materia de impacto medioambiental y que su actividad es "no contaminante" y está "libre de vertidos cáusticos", ya que no trabaja con envases retornables "que requieran lavado con sosas o detergentes similares".

En este sentido, también se defiende alegando que ha cumplido la normativa en cuestión de ubicación --en las inmediaciones del Parque Natural de Sierra Nevada-- y de construcción de la planta embotelladora, y que cuenta con todos los permisos al efecto. La empresa ya señaló en su día que había iniciado "acciones legales" contra quienes consideran autores de "una trama de difamación y desprestigio".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies