El PP valenciano afirma que "habrá trasvase" y mientras se hace pedirá ayudas a la UE para mantener la agricultura

Actualizado 03/02/2008 15:57:53 CET

VALENCIA, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

El candidato del PP al Congreso por la provincia de Valencia, Esteban González Pons, aseguró hoy que si el PP llega al Gobierno "hará el trasvase del Ebro" y, entre los cinco o diez años que duren las obras, pedirá, a través del Fondo Europeo de Medio Ambiente, "una línea especial de ayudas para los agricultores valencianos, para que la Comunitat no se convierta en un desierto".

González Pons realizó estas declaraciones tras reunirse con más de 200 agricultores de la comarca de l'Horta en Torrent (Valencia), donde asistió a un almuerzo y visitó, posteriormente, la feria de San Blas que se celebró hoy en esta localidad y el circuito urbano de Fórmula 3.

En este sentido, afirmó que la propuesta del PP se realizará "después de haber cubierto todas las necesidades del Pacto del Agua con Aragón", lo que supone unos diez años, según estimó. Por ello, afirmó que "será agua limpia".

Sin embargo, puntualizó que en estos ocho o diez años "hay que sacar adelante nuestra agricultura", por lo que si el PP gana las elecciones se propondrá a Europa, a través del Fondo Europeo de Medio Ambiente, "una línea especial de ayudas para mantener la agricultura valenciana, como representante del medio ambiente".

A su juicio, "sin la agricultura toda la costa de la provincia de Valencia no sería verde, sino que sería un desierto", porque "la agricultura es medio ambiente, es bosque, es capa verde, es vida. Por todo ello, explicó, "para que Valencia no se desertifique se propondrá esta línea de ayudas, para defender la naturaleza, para defender el medio ambiente".

Además, aseguró que se reunió hoy con el presidente del Tribunal de las Aguas, Victor Fabián, quien le comentó "que el agua de motor a riego cuesta 20 céntimos por metro cúbico y el agua de acequia es aún más barata". De la misma manera, señaló que "el agua de desaladora costara 70 céntimos el metro cúbico, y me ha dicho que a ese precio ningún agricultor seguirá cultivando el campo". Así, añadió que "si los campos no se cultivan, Valencia se va a convertir en un desierto".

AGUA DESALADA.

González Pons afirmó que, si gana el PSOE, "el agua que vendrá a Valencia será desalada y será agua sucia". Así, aseguró que, "a pesar de que la desalación hace un humo negro que perjudica, y mucho, al medio al medio ambiente; el salmuera acaba con la pesca, y las desaladoras son centrales nucleares del mar, se han proyectado más de 20 en la Comunitat Valenciana". En su opinión, "esto sólo quiere decir que quieren convertir la Comunitat Valenciana en la fábrica de agua sucia de toda España".

Como ejemplo, explicó que en un programa de TV3, que trataba sobre la sequía en Cataluña, los portavoces de todos los partidos políticos catalanes, excepto el del PP, "señalaron que no había problema con la sequía puesto que la solución son los trasvases de agua desalada desde Murcia, Almería y la Comunitat Valenciana".

En ese programa, continuó, "incluso se pusieron sobre la pantalla los planos de por dónde debería entrar el agua de la Comunitat a Barcelona, donde habría que tratarla y hacer los canales para distribuirla".

El candidato popular afirmó que "es tremendo y terrorífico que la Legislatura que empezó con agua del Ebro que venía a Valencia, termine con agua desalada de Valencia que termina en Barcelona". Además, comentó que "es toda una metáfora del tratamiento que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, nos ha dado".

Por otra parte, indicó que hoy también se había reunido "con los chicos que se fueron al Ebro y que le van a enviar un botellón de agua de ese río a Zapatero para que beba agua la noche del 9 de marzo", y que les mostró su convencimiento de que el presidente del PP, Mariano Rajoy, esa noche se guardara el agua del Ebro porque brindará con cava valenciano".

Por último, González Pons se refirió al municipio de Torrent, y afirmó que "es un municipio que ha cambiado, por primera vez en mucho tiempo, y que ahora tiene a una alcaldesa --María José Catalá--, que como la de Valencia --Rita Barberá-- le está dando a la localidad un nuevo aire y una alegría que le faltaba" y subrayó que "lo mismo queremos ahora para España".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies