El Real Jardín Botánico realizará nueve islas de praderas estacionales y perennes en la zona del jardín de invierno

Pradera estacional del Real Jardín Botánico
REAL JARDÍN BOTÁNICO
Publicado 19/05/2017 14:59:12CET

   MADRID, 19 May. (EUROPA PRESS) -

   El Real Jardín Botánico abrirá al público la fase I de las praderas ornamentales estacionales y perennes coincidiendo con el Día Internacional de la Fascinación por las plantas.

   La institución científica señala que estos prados no solo embellecen el entorno y juegan una significativa labor en la conservación de la biodiversidad.

   Estas praderas están ubicadas en el 'jardín de invierno', donde se prevé realizar nueve iglesias de praderas estaciones y perennes en cuyo diseño está colaborando la empresa Pictorial Meadows. Se trata de comunidades de herbáceas anuales y perennes que están diseñadas para obtener una sucesión de floraciones de distintas especies.

   Así, el Real Jardín Botánico señala que estas praderas son una "alternativa paisajística" de alto valor estético y ecológico que permiten incrementar la biodiversidad y la belleza de los espacios urbanos, con una inversión menor de recursos en comparación con otro tipo de plantaciones.

   Las praderas suponen un "esencial" equilibrio entre la flora y la fauna y, de hecho, los polinizadores crecen y se multiplican gracias a los recursos alimenticios de las flores de estas praderas y estos ayudan a mantener la floración de estas especies.

   La jefa de la Unidad de Horticultura del RJB, Silvia Villegas, ha destacado que estas parcelas se han semillado con diversas mezclas de más de 90 especies diferentes de herbáceas anuales y perennes que irán floreciendo a lo largo de la primavera y el verano, si bien algunas necesitarán uno o dos años para establecerse y florecer.

   En estas disposiciones naturales ha colaborado la empresa Pictorical Meadows, que ha diseñado "nueve islas" con mezclas de distintas semillas. En esta primera fase se han creado tres praderas, dos de las cuales con los nombres de Gaudí y Monet.

   El ingeniero de Montes y master en Arquitectura del Paisaje, Miguel García Ovejero, ha manifestado que su evolución reflejará el paso de las estaciones del año, al ir cambiando su aspecto, textura y color, así como la fauna asociada. Las praderas, según ha añadido, se segarán al final de la temporada y su ciclo se reactivará en la primavera siguiente.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies