Las reservas de uranio para las centrales nucleares están garantizadas "para millones de años", según un experto

Pastillas de uranio fabricadas en Juzbado (Salamanca)
ENUSA/EP
Actualizado 28/03/2010 13:59:23 CET

JUZBADO (SALAMANCA), 28 Mar. (EUROPA PRESS) -

El uranio para producir energía nuclear "no se van a acabar" porque hay reservas "para millones de años", según el director de aprovisionamiento de uranio de ENUSA, Francisco Tarín García, que es el encargado de comprar este mineral para el abastecimiento del parque nuclear español.

Así, Tarín explicó que además de las reservas "conocidas y extraíbles a precio razonable" hay "mucho más uranio", por ejemplo en el mar --donde están investigando en Japón--, y en capas más profundas de la corteza terrestre a las que todavía no se ha llegado. "La tecnología ha avanzado tanto en los últimos años que ahora llegamos donde antes no llegábamos. Hay uranio por un tubo y sólo con el que hay en el mar tendríamos para millones de años", comentó.

En declaraciones a los medios de comunicación subrayó que acabada la vida útil del uranio en una central nuclear se conserva alrededor del 96 por ciento de su capacidad energética, por lo que en su opinión, "no se puede hablar de residuo".

Por otro lado, defendió la estabilidad del mercado del uranio explicando que desde que en 2007 alcanzó los 130 dólares la libra, el precio ha ido cayendo hasta los 40 dólares la libra, un nivel que calificó de "razonable". Al mismo tiempo, subrayó que a pesar de la incidencia del precio en el precio final, en la energía nuclear "el coste del combustible es muy chico", pues supone el 12 por ciento del coste de generación. "Esto permite que el precio de la energía nuclear sea barata y estable, a diferencia de las procedentes de combustibles fósiles", añadió.

En ese sentido, apostó por la nuclear porque, en su opinión, permite reducir la dependencia exterior; el cumplimiento de los compromisos ambientales; la mejora de la eficiencia energética; todo a ello con "seguridad de suministro".

Por su parte, el director de fabricación de la planta de Juzbado, Javier Montes, explicó que ENUSA --empresa pública participada por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) en un 60 por ciento y, en un 40 por ciento, por el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT)-- tiene una producción de 400 toneladas anuales, aunque que a lo largo de 2010 prevé obtener la licencia para aumentar hasta 500 toneladas anuales de uranio y alcanza 5.000 toneladas de uranio equivalente.

La jefa de licenciamiento de Juzbado, Carolina Álvarez, también indicó que una sola pastilla de uranio de 1 centímetro de largo produce una electricidad equivalente al consumo de una vivienda en un año.

Asimismo, Montes precisó que la planta de Juzbado se dedica a la compra centralizada de uranio para todas las centrales nucleares españolas, a realizar la primera parte del ciclo de combustible nuclear, a la clausura de instalaciones mineras, a la fabricación de combustible, a la ingeniería del combustible, que dan como resultado 257,2 millones de euros en ventas (200,2 millones a Enusa y 57 millones a sus filiales) de productos como pastillas de uranio, barras de combustibles, elementos combustibles y pequeños componentes. De esta cantidad, se invierte el 5 por ciento de sus ventas en I+D, es decir, unos 94 millones de euros.

ESPAÑA EXPORTA EL 60% DE SU PRODUCCIÓN DE URANIO

De este modo, incidió en que el 60 por ciento de la producción de Juzbado se exporta a países como Bélgica, Alemania, Francia y cubre el 50 por ciento del suministro de las centrales de Suecia y Finlandia, por lo que "en la actualidad" se depende más de los contratos del exterior ya que el objetivo es el mercado europeo y buscar "oportunidades de venta de tecnología" en China.

Por otro lado, el director de apoyo técnico del Foro de la Industria Nuclear en España, Antonio González, recordó que los ocho reactores que componen el parque atómico nacional generan el 17,55 por ciento de la electricidad consumida en 2009 con un 7,84 por ciento de la potencia instalada, y que evitan la emisión anual de 40 millones de toneladas de CO2 a la atmósfera, una cifra que equivale a las emisiones de más de la mitad del parque automovilístico español.

Igualmente, defendió la energía nuclear porque "aporta estabilidad a la red" ya que en 2009 funcionó un total de 6.828 horas y evita la importación de 100 millones de barriles de petróleo anuales.

En ese sentido, auguró un "buen" futuro generalizado de la energía nuclear, porque el parque mundial asciende a 436 reactores, más otros 56 en construcción y otros 200 que ya están programados. En el contexto europeo, indicó que los 145 reactores proporcionan un tercio de la electricidad consumida en la Unión Europea.

Por este motivo, apostó por la construcción de 10 nuevas centrales en España que supondrían una inversión aproximada de 35.000 euros y 170.000 empleos y recomendó dejar la energía fuera de la ideología. "No es una cuestión de ideología, sino de realizar un análisis técnico riguroso", sentenció.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies