El sector hortofrutícola teme daños de hasta 200 millones semanales

Previa YoutubeCargando el vídeo....
Actualizado 30/05/2011 19:09:48 CET

MADRID, 30 May. (EUROPA PRESS) -

El sector hortofrutícola español afirma que la alerta sanitaria provocada en Alemania por el brote de 'E. coli', atribuido a una partida de pepinos, puede generar daños "multimillonarios y en cascada" en este mercado, que realiza exportaciones por un valor cercano a los 200 millones de euros a la semana.

"Los daños se producen en cascada; exportamos cerca de 200 millones de euros semanales y llevamos una semana con esta crisis afectando muy negativamente", apuntó el director de la Federación Española de Productores y Exportadores de Frutas y Hortalizas (Fepex), tras entrevistarse con la ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Rosa Aguilar.

Aguilar, que se ha reunido con representantes de Fepex y de las organizaciones y cooperativas agrarias para analizar la situación y adoptar medidas, instó al Gobierno alemán a concluir la investigación sobre el brote infeccioso "de inmediato" y a divulgar sus resultados para "delimitar dónde está el problema".

Tras defender que el problema no está en el origen y subrayar que el Gobierno "no está dispuesto a consentir" el daño a la imagen de España y al sector productor, la ministra afirmó que pretende trasladar mañana esta demanda al Ejecutivo alemán en el marco del consejo informal que se celebra en Hungría, al tiempo que emplazará a la Unión Europea a "tomar cartas en el asunto".

Además, confirmó que los productores españoles están sufriendo daños "cuantiosísimos", por lo que garantizó que se activarán "todos los mecanismos" previstos en la Organización Común de Mercados para reparar ese "daño desmedido".

AYUDAS DE CRISIS

En concreto, avanzó que el sector implementará ayudas de crisis con el respaldo del Ministerio, a lo que se deberán sumar, a su juicio, "medidas adicionales" por parte de la Comisión Europea. El Gobierno, según dijo, solicitará a Bruselas una "respuesta" por los daños y perjuicios producidos y a Alemania que "asuma su responsabilidad para que el sector se vea resarcido en daños".

"Ahora lo importante es que se despeje el interrogante sobre los productos españoles y que el sector pueda seguir exportando, porque su producto es seguro y de calidad", apuntó la ministra.

En este sentido, remarcó que España ha adoptado todas las medidas correspondientes, de manera que prevé obtener en 48 horas los resultados de las investigaciones en marcha. Aguilar volvió a incidir en que esta cepa "nunca se ha dado en España" y en que "se habla de productos españoles y holandeses, con un lugar común, que es Alemania".

"Que no se pretenda distraer la atención para culpabilizar al sector productor español. Ya está bien de que lo pongan en el centro de la diana", agregó la titular del ramo, quien recalcó que "quien tiene que responder es Alemania, pero que no mire hacia España".

GRUPO DE TRABAJO.

Aguilar ha acordado con los representantes del sector constituir un grupo de trabajo, una comisión de seguimiento que se reunirá con carácter diario para analizar la evolución de esta crisis.

Por su parte, representantes de Asaja, COAG, UPA, Cooperativas Agroalimentarias y Fepex detallaron que España es el primer exportador de pepino, con 450 millones de kilos anuales, y consideraron que las autoridades alemanas deben rectificar para restablecer la confianza de los mercados exteriores y compensar a los productores españoles por los daños causados.

Así, manifestaron su "indignación", al entender que Alemania ha "condenado" a los agricultores españoles "sin pruebas suficientes", y afirmaron que las garantías de seguridad alimentaria superan en España los requisitos de europeos, por lo que apelaron a los consumidores españoles a que confíen en el producto nacional.