El SEPRONA desmantela una red criminal instalada en España dedicada a la exportación ilegal de angulas a China y Japón

389585.1.644.368.20180406113134
Vídeo de la noticia
Publicado 06/04/2018 11:31:34CET

   MADRID, 6 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil ha desmantelado una red criminal que se dedicaba, al menos desde 2016, a exportar de manera ilegal angulas desde España a los principales mercados asiáticos y, en este marco se ha detenido a una decena de personas de nacionalidad marroquí, española y china.

   La operación 'Elver', impulsada por España en colaboración con al Autoridad Administrativa de CITES, está vinculada a la también operación 'Lake' establecida por Europol y se ha desarrollado durante tres años. La actuación confirma que la red tenía España como base principal de operaciones aunque contaba con ramificaciones desde Portugal y Marruecos.

   Según ha explicado el portavoz del SEPRONA de la Guardia Civil y jefe de la Unidad Central Operativa Ambiental (UCOMA), capitán José Manuel Vivas a Europa Press, a los integrantes de esta organización que "operaba como una mafia asentada", se les imputa delitos de contrabando y pertenencia a grupo criminal.

   Además, se ha registrado varios inmuebles en Gijón, Piedras Blancas y Soto del Barco en Asturias y en Algeciras, en Cádiz, donde tenían preparadas 364 maletas para enviar a China más de 5.000 kilogramos de angulas.

   El grupo desarticulado era seguido de cerca por la Unidad Central Operativa de Medio Ambiente (UCOMA) del SEPRONA desde que realizó la operación 'Black Glass' en 2016. Si bien, el capitán Vivas ha destacado la evolución "constante y significativa" de estas redes organizadas, que ahora están "instaladas" en España.

   En ese sentido, ha relatado que en 2016 la actividad de la red se limitaba a comprar angulas y preparaban los envíos desde una vivienda próxima al aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, que hacían llegar a China con "mulas".

   Sin embargo, ha añadido que en la actualidad, el alcance de su actividad ha crecido de manera "significativa" y su presencia se ha "consolidado" de manera que España es su "base principal" de operaciones y ha ampliado su actividad a "casi todos los ámbitos posibles", desde la adquisición de angulas hasta la distribución, preparación y remisión de envíos con mulas y añade que las partidas ahora son "más relevantes" incluso que hace dos años.

TRÁFICO ILEGAL POR TIERRA, MAR Y AIRE

   En el marco de la investigación se vinculó a los ciudadanos chinos con Portugal, por lo que se pidió la coordinación de Europol mediante la operación Lake. De esta manera se abrió la colaboración a la Autoridad de Seguridad Alimentaria y Económica (ASAE) de Portugal.

   Con todo, lograron detectar movimiento de personas y material desde Getafe (Madrid) hasta Oporto, donde la red instaló una base provisional y desde ese momento se interceptaron varios envíos en los aeropuertos de Lisboa, Oporto y Faro.

   Precisamente, los miembros de la organización desplazaron parte de su actividad ilegal a Algeciras para eludir la persecución en Portugal. Después, se detectó un envío en el Puerto de Tarifa cuando un ciudadano de Marruecos pretendía cruzar el Estrecho en un Ferry, lo que "hizo saltar todas las alarmas" del UCOMA.

   Después de esto, según ha añadido, el SEPRONA localizó una furgoneta cuyos datos ya habían sido facilitados por la ASAE como uno de los objetivos en Portugal y se interceptó un envío de 129 kilos de angulas que querían trasladar a Marruecos en la bodega de un camión para, desde ahí, enviarlas a China.

   En el registro en las instalaciones de Algeciras el SEPRONA descubrió contenedores de agua con más de 330 kilos de angulas vivas que estaban dispuestas para su posterior envío a Asia, donde serían engordadas para su consumo posterior.

   El SEPRONA subraya que en estas instalaciones tenían 364 maletas para preparar los sucesivos envíos en los que pretendían hacer llegar a China más de 5.000 kilos de angulas.

   El cuerpo especializado de la Guardia Civil destaca que la ASAE portuguesa, en el marco de la operación Sargazo, y con su unidad de información e investigación criminal ha realizado "la mayor aprehensión de angula registrada en el país luso".

   El destino de estas son los mercados asiáticos, sobre todo Japón, donde uno de los platos tradicionales, el Kabayaki, eleva cada vez con más fuerza el número de toneladas de anguilas que se consume. La especie local, la Anguilla japónica es "insuficiente" para abastecer al mercado, por lo que estas tramas mafiosas surten las redes de distribución con la especie europea.

   De este modo, el SEPRONA alerta de que la pesca furtiva y el contrabando con destino a China se suma a otros factores como el cambio climático o la contaminación entre los factores que afectan a la especie.

   La especie Anguilla anguilla (europea) fue incluida en el Apéndice II del Convenio sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (CITES), lo que permite su comercio pero con medidas estrictas de control físico y de documentación.

   Sin embargo, como la Unión Europea observó que esta vía era insuficiente y decretó un cupo cero para que cualquier movimiento a terceros países quedase prohibido. A pesar de esto, hay grupos criminales como el que se ha desmantelado que siguen enviado "toneladas" de ejemplares y que ponen en riesgo la supervivencia de esta especie que pese a "todos" los esfuerzos es "imposible" de reproducir en cautividad.

   Por otro lado, Vivas ha apuntado que por cada kilo de angulas que sale de España el grupo que controla las exportaciones ilegales puede obtener un beneficio de 7.500 euros y se estima que la trama descubierta podría haber obtenido unos beneficios netos de, al menos, 37,5 millones de euros.

   Cada kilo de anguila ahumada, el principal formado te venta se pude vender por unos 60 kilos de media, por lo que la facturación de lo exportado por esta banda asentada en España superaría los 400 millones de euros.