Terminar con la sobrepesca en Gran Sol permitiría aumentar las capturas en un 87%

 

Terminar con la sobrepesca en Gran Sol permitiría aumentar las capturas en un 87%

Contador
La mayoría de especies sufre sobrepesca en Europa
AGATA MROWIEC, OCEANA
Publicado 29/05/2017 13:28:40CET

   MADRID, 29 May. (EUROPA PRESS) -

   Terminar con la sobrepesca en la zona pesquera de Gran Sol permitiría aumentar las capturas en un 87 por ciento, según un estudio publicado este lunes por Oceana, que estima que en unos cinco o siete años se podrían alcanzar unas 475.000 toneladas de capturas si se establecen las medidas adecuadas.

   Estos aumentos de capturas se producirían en especies como gallo, jurel o caballa, que son de interés para la flota española. En la actualidad, en Gran Sol (Reino Unido, Francia y la zona occidental del Canal de la Mancha) genera unas 228.000 toneladas anuales en el caladero, donde además de los estados ribereños faenan flotas de países como España, Bélgica y Holanda.

   El estudio de Oceana ha sido dirigido por el doctor Rainer Froese, del Centro Helmholtz de Investigación Oceánica GEOMAR. La investigación cuantifica los aumentos potenciales derivados de una buena gestión pesquera y de establecer límites de capturas, siguiendo las recomendaciones científicas, para así asegurar la sostenibilidad a largo plazo de las poblaciones de peces.

   En concreto, apunta que en el oeste de Irlanda, la cuota de gallo para España podría aumentar un 39 por ciento, mientras que en las áreas del oeste de Escocia y de Irlanda, los aumentos potenciales en las cuotas de jurel y bacaladilla alcanzan el 135 por ciento y el 139 por ciento, respectivamente.

   La solución, según el estudio de Oceana pasa por reducir la presión pesquera para recuperar las poblaciones, actualmente mermadas por la sobrepesca. Una vez recuperadas y respetando las recomendaciones científicas se podrá capturar de manera sostenible más pescado.

   En cambio, para especies como merluza y cigala los científicos no estiman incrementos significativos, dado que ya se están explotando alrededor de su máximo rendimiento.

   Para el director ejecutivo de Oceana Europa, Lasse Gustavsson, si se pone fin a la mala gestión se crearía más empleo y mejorarían los beneficios del sector pesquero. "Si los límites de capturas siguen las recomendaciones científicas, se protegen los hábitats esenciales de peces y se detienen las prácticas pesqueras destructivas, en solo 5-7 años veremos beneficios para todos", ha destacado.

   Las acciones a seguir que plantea la ONG pasan por trazar planes de gestión plurianuales que limiten las captura según las recomendaciones científicas; adoptar medidas de emergencia, como cierres para determinadas especies y áreas, en casos de elevada sobrepesca o agotamiento.

   También plantea la necesidad de proteger las áreas de puesta y cría para que las poblaciones de peces puedan recuperarse así como acabar con la pesca ilegal y con las prácticas pesqueras dañinas, como el arrastre de fondo, que se traduce en capturas accidentales y destrucción de los hábitats marinos.

   Finalmente, recuerda que 36 especies de interés pesquero están en un estado no saludable y, de estas, 19 se encuentran por debajo de los límites de seguridad biológicos y 7 en una situación crítica, con problemas de reproducción.

   Las que están en situación crítica son el Lenguado en el Mar de Irlanda; la solla en el sur del Mar Celta y suroeste de Irlanda; el bacalao en aguas de Rockall, noroeste de Escocia y norte de Irlanda y el besugo en todas las zonas.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies