Terra Natura alimenta a los primates con papillas calientes para que soporten mejor el frío

Varios Ejemplares Reciben Las Papillas Calientes Para Combatir El Frío
INTERMUNDO
Actualizado 24/11/2011 20:43:14 CET

ALICANTE, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

El parque de naturaleza y animales de Terra Natura en Benidorm (Alicante) alimenta a los primates con papillas calientes para que soporten mejor el frío y los cuidadores han activado los sistemas de calefacción y han reforzado la alimentación de algunas especies, según ha informado en un comunicado Terra Natura.

La entrada del frío ha comenzado a dejarse sentir en el parque y para conseguir que los animales más sensibles a las bajas temperaturas, como los primates, se adapten y soporten mejor el descenso del termómetro producido por las lluvias de estos últimos días, los cuidadores del complejo han comenzado a alimentarles con papillas calientes.

Así, gibones, siamanes, tities y monos capuchinos, son alimentados ahora con papillas de cereales calientes "para atemperar sus cuerpos ante el frío". Además, como medida complementaria, se han activado los sistemas de calefacción en los cobijos de los primates para atenuar la escasez de calor que empieza a darse en esta época.

El complejo cuenta con distintos mecanismos, entre los que destacan los radiadores eléctricos de bajo consumo, las bombillas de calor y las tejas cerámicas. Cada sistema se aplica en función de la especie y de las características de la instalación.

Al principio, "estos dispositivos se ponen en marcha con los animales más sensibles al frío y paulatinamente se activan en el resto de recintos de los animales que lo necesitan, como las tortugas". De manera paralela, los expertos de Terra Natura Benidorm han empezado a administrar vitamina C a los primates para reforzar sus defensas.

CAMBIO DE CONDUCTA

En el caso de los elefantes, se les ofrece más cantidad de pienso específico, ya que este compuesto les proporciona mayor energía que los otros alimentos que comen durante el resto del año. Los paquidermos regulan de manera natural su ingesta de alimentos. Así, "cuanto más frío experimentan, mayor cantidad de alimento ingieren para soportarlo".

Por su parte, en los herbívoros, se da una situación muy similar a la de los elefantes. Los búfalos, chitales y gaures se alimentan en función de las necesidades internas de su cuerpo, y para satisfacer esa demanda, los cuidadores del parque incrementan la cantidad de pasto y alimento que administran a los herbívoros de las praderas.

Los cambios en las conductas de muchos animales a causa de la bajada de las temperaturas son "más que evidentes". Los grandes carnívoros como el tigre, los leones o los jaguares tratan de buscar las zonas menos sombrías de sus instalaciones para guarecerse.

En el caso de los elefantes, prefieren dormir en los cobijos interiores y no en las praderas exteriores como acostumbran a hacer el resto del año. En el interior de los cobijos disfrutan de una temperatura adecuada y de la música que les ponen sus cuidadores para relajarlos.

Los reptiles también reciben "un trato especial". Los cocodrilos y las tortugas alojadas en Terra Natura Benidorm no hibernan y por eso se les proporcionan zonas calientes en sus instalaciones. Algunas aves cambian su plumaje de verano por otro específico para el invierno, que les sirve de abrigo impermeable frente a las posibles lluvias de la época.