Tres humedales españoles pueden sumarse a la lista de humedales en peligro si no se toman medidas, según SEO/BirdLife

Delta del Ebro
SARA SÁNCHEZ-SEO/BIRDLIFE
Publicado 29/01/2018 17:41:17CET

   MADRID, 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

Más de la mitad (54%) de los humedales españoles incluidos en el Convenio Ramsar presenta un estado pobre o muy pobre de conservación y tres de ellos podrían sumarse al listado de humedales en peligro, conocida como la 'Lista Montreaux'. Se trata de los humedales Son Aiguamolls de l'Empordà, el complejo intermareal Umia-O Grove y la Ría del Eo.

   Estos humedales se sumarían a Doñana y Tablas de Daimiel que llevan en ese listado 28 años, lo que según la directora ejecutiva de SEO/BirdLife, Asunción Ruiz, da cuenta del escaso interés de España por conservar estos enclaves. Además de estos tres expedientes potenciales, España tiene abiertos ocho más en la actualidad.

   SEO/BirdLife ha presentado este lunes el informe 'Estado de los humedales Ramsar en España de interés para las aves acuáticas', con motivo del Día de los Humedales que se celebra el 2 de febrero.

   El estudio revisa el estado de los humedales de importancia internacional para las aves acuáticas en España que están protegidos por el Convenio Ramsar y concluye que "todos" los espacios estudiados están expuestos a presiones altas o muy altas, lo que además provoca que el 54 por ciento de todos los humedales Ramsar están en estado pobre o muy pobre, según la calidad del hábitat que precisan su poblaciones de aves.

   En concreto, Ruiz ha acusado en declaraciones a Europa Press de "pasividad" a las administraciones en "todos" los humedales y respecto a Doñana y Tablas de Daimiel, denuncia que el Estado ha sido "incapaz" de establecer tres décadas después medidas exitosas para la mejora de las características ecológicas de sendos espacios.

   Ante esta situación, ha dicho que la ONG denunciará la cuestión en octubre en la Conferencia de las partes del Convenio Ramsar (COP13) que se celebrará en Dubai. Para ello ha lanzado un manifiesto en el que busca el apoyo de distintas entidades y que entregará a la Secretaría de Ramsar junto con toda la información disponible al respecto.

   El informe es "tajante" y afirma que en el último año, los humedales más importantes para las aves acuáticas en España (Doñana, el delta del Ebro y La Albufera de Valencia) no han recibido la atención requerida a pesar de la campaña de SEO/BirdLife 'Hay que mojarse'.

   Ruiz advierte de que la situación "pone en claro riesgo el liderazgo internacional de España" en materia de humedales, puesto que en la actualidad tiene reconocidos 74 espacios de importancia internacional. A su juicio, no se trata de tener más, sino de mantenerlos en un buen estado.

   De nada sirve ser el tercer país después de México y Reino Unido en número, si no se atienden bien", lamenta Ruiz que insiste en que "todos" los humedales tienen presiones altas o muy altas y más del 50% presentan una conservación pobre o muy pobre.

   Además, advierte que en el contexto de cambio climático, que "evidencia que España se seca" el documento evidencia la "necesidad de actuar" con urgencia. "La realidad climática, la realidad social y el país que está destinado a ser el desierto de Europa tiene en los humedales una clave social, ambiental y económica", advierte Ruiz.

   Por ello, considera que el único pacto del agua que España necesita es cumplir la Directiva marco de Agua que "resulta evidente que no se está aplicando", tal y como demuestra el estado de salud de los humedales a los que considera "el termómetro de los efectos del cambio climático".

   Así, advierte de que como consecuencia de esta inacción España podrá seguir ocupando la tercera posición pero va a perder el liderazgo porque la mayoría de ellos no tiene el grado de conservación necesario. "España no está sabiendo atender a la conservación de unos espacios ambientales importantes también para el resto del mundo y que son más necesarios que en ningún otro país porque son auténticos reservorios ante la sequía", ha sentenciado.

   En este contexto, ha añadido que el problema nacional es la escasez de agua, amenazada por la mala gestión y por la demanda creciente, pero advierte de que no hay agua para tanta demanda y por tanto, considera que es hora de eliminar las expectativas de un plumazo. "Parece mentira que se siga aumentando la superficie de regadío y el consumo de agua", lamenta.

   "Es bastante alarmante y triste verificar que las cosas no le van bien a los humedales más emblemáticos de España como Doñana, La Albufera o el Delta, pero aún es peor que la situación sea generalizada por la calidad del agua, la gestión de caudales (reducción o sobreexplotación), la colmatación y la sedimentación en más del 50 por ciento de estos humedales", ha apostillado.

   En este contexto, se ha referido al anunciado "a bombo y platillo" de un nuevo pacto político del agua y denuncia que el único pacto que debe cumplir España es la Directiva Marco y España ni siquiera está atendiendo a los compromisos de seguimiento del estado de los humedales que es una "obligación de Estado y de comunidades autónomas que se está desatendiendo".

   Por eso, advierte de que si a los humedales les va mal, la sociedad española estará "con el agua al cuello" y por eso insiste en que como sociedad hay que exigir el buen estado de los humedales para seguir siendo uno de los países europeos con más aves acuáticas invernantes.

   El informe advierte de que el liderazgo internacional de España en materia de humedales está "en riesgo" puesto que el 81 por ciento de todos ellos sufren presión alta o muy alta, de modo que el 54 por ciento tiene un estado pobre o muy pobre y, solamente presentan buen estado el 12 por ciento de todos ellos (nueve humedales).

   Los que están en peor estado son Doñana, Delta del Ebro (Tarragona), Mar Menor (Murcia), Tablas de Daimiel (Ciudad Real), La Albufera del Valencia (Valencia) o La Albufera de Adra (Almería).

   Entre las principales amenazas analizadas la ONG señala la gestión y contaminación del agua, que afecta al 70 por ciento del total, a consecuencia de la contaminación difusa, derivada del uso de fertilizantes y fitosanitarios o de la presencia de metales en sedimentos (entre otras cuestiones); o puntual, que es la causada por vertidos directos, tanto habituales como ocasionales.

   Otra de las causas que más afecta es la sequía y los fenómenos climáticos extremos, que constituyen una presión de riesgo 'muy alto' en diversos humedales Ramsar de interior y endorreicos, como la laguna de Gallocanta, la laguna de Manjavacas o la laguna de Fuente de Piedra; algunos de la costa levantina, como L'Albufera de Valencia, los marjales de Pego-Oliva y el pantano de El Hondo, y otros grandes sistemas lacustres de interior como las Tablas de Daimiel.

   Finalmente, para la ONG es "preocupante" la falta de actualización de los datos oficiales, ya que en el 82 por ciento de los casos la información está obsoleta y por eso Ruiz ha anunciado que SEO/Birdlife facilitará toda su información al Convenio Ramsar para que lo tome en consideración en la próxima reunión de las partes que se celebrará en octubre en Dubai y ha lanzado un "manifiesto de auxilio".