El TUE avala las normas de 2013 que limitan el uso de tres plaguicidas perjudiciales para las abejas

Abejas muertas
GREENPEACE - Archivo
Publicado 17/05/2018 11:53:40CET

   BRUSELAS, 17 May. (EUROPA PRESS) -

   El Tribunal General de la UE ha respaldado este jueves, 17 de mayo, las restricciones aprobadas por la Comisión Europea en 2013 a los insecticidas clotianidina, tiametoxam e imidacloprid debido a los riesgos que representan para las abejas, desestimando así el recurso de los fabricantes Bayer y Syngenta.

   Alertada por la pérdida de colonias de abejas, en 2012 Bruselas encargó un informe a la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, por sus siglas en inglés) los efectos de las tres sustancias activas, pertenecientes a la familia de los neonicotinoides.

   A la luz de las conclusiones del informe, la Comisión prohibió en 2013 su uso no profesional en el exterior o en el interior, cualquier uso como tratamiento de las semillas o del suelo para los siguientes cereales, cuando se siembren de enero a junio: cebada, mijo, avena, arroz, centeno, sorgo, tritical y trigo, cualquier tratamiento foliar de la cebada, mijo, avena, arroz, centeno, sorgo, tritical y trigo y su utilización como tratamiento de semillas, del suelo o aplicación foliar, excepto los usos en invernaderos y los tratamientos foliares después de la floración, para un centenar de cultivos, entre ellos la colza, la soja, el girasol y el maíz.

   El reglamento también prohíbe el uso y la comercialización de determinados cultivos que hayan sido tratados con productos fitosanitarios que contengan estas sustancias, excepto las semillas usadas en invernadero.

   Esta normativa fue ampliada en 2014 para incluir restricciones al uso del principio activo fipronil, limitándolo a los usos en invernadero y a las semillas de puerros, cebollas, chalotes y hortalizas del género brassica recolectadas antes de la floración.

   Además, el pasado 27 de abril los Estados miembros respaldaron a nivel expertos la propuesta de la Comisión de endurecer estas limitaciones y prohibir completamente en exteriores el uso de los tres neonicotinoides.

   El grupo Bayer, fabricante en la UE del imidacloprid y la clotianidina, el grupo Syngenta, del tiametoxam, y el grupo BASF, del fipronil, interpusieron entonces un recurso ante el Tribunal General de la UE reclamando la anulación estás restricciones. Syngenta, además, demandó una indemnización superior a 367,9 millones de euros.

   Sin embargo, el Tribunal General ha desestimado este jueves los recursos de Bayer y Syngenta al considerar que los riesgos señalados por la EFSA justificaban "que las tres sustancias habían dejado de cumplir los criterios de aprobación". La Corte considera que "esta prohibición era la única forma de garantizar el efecto útil de la restricción aplicada a la aprobación de las sustancias en cuestión".

   En cambio, el Tribunal General ha aceptado parte del recurso de BASF al estimar que "la Comisión adoptó estas limitaciones sin haber medido antes las consecuencias de su acción para los distintos intereses en juego, comparadas con las posibles consecuencias de su inacción".

   No obstante, ha rechazado el recurso en lo que respecta a la comercialización y el uso de semillas tratadas con productos sanitarios que contengan fipronil, ya que el Grupo BASF no las comercializa y por tanto "no está legitimado para solicitar su anulación".

   Ahora, las partes disponen de un plazo de dos meses para interponer un recurso de casación ante el Tribunal de Justicia de la UE.