La UE da la "bienvenida" a cualquier medida de ahorro energético en España

Previa YoutubeCargando el vídeo....
Actualizado 04/03/2011 14:36:10 CET

MADRID, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

La comisaria de Acción Climática de la Comisión Europea, Connie Hedegaard, ha dado la "bienvenida" a "cualquier iniciativa que se pueda tomar y contribuir así a la eficiencia energética", en relación con las medidas de ahorro energético que este viernes aprobará el Consejo de Ministros.

Durante un desayuno informativo de Europa Press y KPMG, 'El futuro de los mercados de carbono europeos', la comisaria se ha referido a la limitación de la velocidad de 120 a 110 kilómetros por hora en autovías y autopistas, poniendo de ejemplo a su país, Dinamarca, donde hace "muchos años" se optó por limitar la velocidad de 140 kilómetros por hora a 110 kilómetros por hora. "Es increíble, la diferencia enorme lo que esto representa en el consumo energético", ha indicado.

En cualquier caso, ha subrayado que esas medidas son algo que "dependen de España" si esto es "algo que quiere España", por lo que se ha limitado a expresar que "cualquier iniciativa que se pueda tomar y contribuir a la eficiencia energética, bienvenida sea". Sobre si las medidas han de ser transitorias o permanentes, ha manifestado que ese es un debate "muy interesante" que se "debería hacer" en España.

Además, preguntada por los subsidios al carbón nacional, la comisaria ha subrayado que en su opinión, "se podría utilizar este dinero del ciudadano de mejor manera" "Ese es el punto de la comisión (Europea)", ha apostillado, al tiempo que ha dicho que existen "ejemplos donde se pagan 50.000 euros por año por puesto de trabajo en subsidios".

A este respecto ha explicado que "el caso español es una cosa" pero que el debate mayor en Europa fue si se seguían manteniendo los subsidios que concluían en 2010 y que, finalmente se puso prolongarlo hasta 2018.

En cuanto a la contaminación atmosférica, la comisaria europea ha apostado por crear transportes más limpios y ha recordado que Europa puede ayudar proponiendo estándares de cuánto puede contaminar cada vehículo, cada autobús o camión. Según Hedegaard, estas son iniciativas "a largo plazo", pero es preciso crear movilidad con menor impacto para la calidad del aire y para la salud. "Podría haber ventajas extra. Cuando invertimos en medidas para el clima además tenemos menos personas enfermas y ese es otro beneficio que sale de construir una sociedad más segura para el clima", ha insistido.

Otra de las pequeñas medidas a las que se ha referido para mejorar el clima es el etiquetado de los productos, para que la 'huella de carbono', es decir, las emisiones de CO2 que lleva asociado cada producto en su proceso de manufacturado y transporte, sea "visible y que la gente puede decidir" y hacerlo de forma "libre e informada".

"Los gobiernos pueden hacer más, los municipios están cerca de los ciudadanos y los negocios tienen grandes oportunidades porque tienen una comunicación directa del consumidor, quien puede elegir entre un coche eficiente o no", ha indicado.

Por otro lado, durante su intervención, Hedegaard ha señalado otro camino de eficiencia y de apuesta por la lucha contra el cambio climático. "Aunque España ha hecho mucho durante muchos años, aquí hay muchas cosas más que se podrían hacer. Por ejemplo en los edificios, en materia de eficiencia energética", ha reflexionado la comisaria, que apunta que, con ello, se van a crear puestos de trabajo en el sector de la construcción que "tanto está sufriendo ahora mismo".

La comisaria de Acción por el Clima reclama una "visión a largo plazo" para saber dónde llegar, dónde invertir inteligentemente, qué tecnologías se deben potenciar porque "como miembro del partido conservador danés" cree que "lo mejor que se puede conservar" es el medio ambiente para las generaciones futuras. "Hay desafíos muy importantes" ha reconocido Hedegaard, que ha advertido de que el cambio climático tiene "muchas implicaciones"; "subyace a otros muchos problemas" y que es una cuestión que "no va a desaparecer por sí mismo".

EL FUTURO DE LA UE

En este contexto, ha reconocido que establecer una política común entre los Veintisiete para frenar el cambio climático "no es fácil porque los intereses son múltiples y no muchas veces convergen", pero ha insistido en que Europa debe mantener su liderazgo y "mantener el pulso que hay ahora mismo" de cara a la Cumbre de Durban para darle un "empujón más" porque, a su juicio, no beneficia "esperar".

"Si no conseguimos un acuerdo vinculante no va a ser suficiente", ha acotado. Por eso, ha dicho que los europeos no se pueden "relajar" porque a Europa le conviene seguir siendo líder.

De este modo, ha anunciado que la próxima semana la Unión Europea va a presentar su Estrategia para 2050, en la que se tratará de fijar una reducción del 80 por ciento de las emisiones de CO2 porque ha vaticinado que en 2030 o 2040 no va a haber muchas formas de comprar CO2 barato, por lo que no parece "muy rentable" comprar derechos a otros. "No es inteligente enviar dinero a largo plazo a los que ahora son nuestros principales competidores (en alusión a los países emergentes) en vez de invertir en nuestros mercados", ha reflexionado.

Así, ha dicho que en la hoja de ruta a 2050 que se presentará la próxima semana se apostará por un 25 por ciento de reducción de emisiones en 2020 y un 40 por ciento en 2030.

Respecto a la eficiencia energética, ha dicho que la UE27 sigue centrada en conseguir sus objetivos pero que no está en el camino correcto de la eficiencia energética y ha recordado que en la actualidad la UE está por debajo del 10 por ciento en este aspecto cuando el objetivo para 2020 es un 20 por ciento.

En ese sentido, ha hecho una invitación a los gobiernos, a los negocios, a las ONG y a los ciudadanos para que "entiendan por qué tiene sentido" esta lucha. "La elección que debemos hacer es si queremos ser los líderes o si queremos dejar el liderazgo a otros y que los mercados en crecimiento se los lleven otros", ha apostillado.

La comisaria se ha referido también al ataque cibernético que obligó a cerrar en enero el mercado europeo de derechos de emisión y ha explicado que se está "analizando e investigando" los tres "ataques distintos con características similares" por lo que decidieron cerrar el registro que se podrá ir abriendo cuando cada país cumpla con la seguridad. (El de España ya está abierto) En todo caso, ha apuntado que un informe de esta misma semana afirma que "la seguridad nunca ha sido tan elevada" en este registro.

La ex ministra danesa ha opinado sobre el mix energético y, concretamente, sobre la energía nuclear, a la que unos países se oponen y otros están "muy a favor". "La comisión opina que el mix energético depende de cada estado miembro, pero allí donde utilicemos la energía nuclear, la seguridad debe ser la máxima", ha dicho.

Sobre los "prejuicios" a esta energía, ha reconocido que hay que ocuparse tanto de la seguridad como de los residuos y que la gente se preocupa por estas cuestiones. Así, opina que "no es barata" y que en Dinamarca donde tienen unos inviernos largos, mucha gente tiene turbinas o generadores en casa y que esto es algo que en España se podría implantar bien. "Esto lo tiene que decidir cada país", ha concluido.

Por su parte, el presidente de KPMG España, John Scott, ha destacado que los europeos pueden estar "muy orgullosos" del papel de la Unión Europea en los últimos 20 años respecto al clima, y ha señalado que todo esto no puede seguir si los ciudadanos no cambian sus hábitos.