La UE ve en el plan de recuperación del pez espada "un paso decisivo" para su conservación

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

La UE ve en el plan de recuperación del pez espada "un paso decisivo" para su conservación

Pez Espada
SWORDFISH RENE HEUZEY
Publicado 21/11/2016 16:41:12CET

   BRUSELAS, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

   La Comisión Europea ha celebrado el acuerdo global alcanzado para poner en marcha un plan de recuperación para el pez espada durante los próximos quince años y ha destacado que se trata de un "paso decisivo" para la conservación y la explotación "sostenible" de esta especie.

   El comisario de Medio Ambiente y Pesca, Karmenu Vella, ha subrayado que la Unión Europea asume una "responsabilidad especial" como uno de los "actores importantes" de esta pesquería. "Se lo debemos a nuestros pescadores, especialmente a los pequeños", ha manifestado.

   Además, Vella ha asegurado que los compromisos alcanzados en el seminario de alto nivel de Catania a principios de año y la conferencia ministerial que tuvo lugar en Bruselas en abril fueron "instrumentales en este proceso".

   "Hemos sentado las bases para la conservación y la explotación sostenible de esta especie icónica. Espero poder cooperar con los países del Mediterráneo que no forman parte de la UE para continuar mejorando la gobernanza de este mar", ha añadido.

   En un comunicado, la Comisión Europea ha destacado que la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (ICCAT) ha alcanzado un acuerdo gracias a su "impulso". La flota comunitaria, calcula Bruselas, es responsable de aproximadamente el 80% de las capturas de pez espada.

   El plan de conservación introduce un Total Admisible de Capturas (TAC) de 10.500 toneladas, que se reducirá gradualmente con el paso del tiempo. También mejora las medidas técnicas y de control, como un incremento mínimo para proteger a los juveniles, el control de la pesca de recreo, la introducción de inspecciones internacionales y el despliegue de observadores científicos.

   El acuerdo entrará en vigor en 2017 y se aplicará durante los próximos quince años, con el objetivo de alcanzar el Rendimiento Máximo Sostenible (RMS), en todo el mar Mediterráneo y a todos los operadores. Otros países que forman parte del acuerdo son Túnez, Marruecos, Argelia, Turquía y Libia.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies