El viaje de Greenpeace se hace eco de la denuncia de los inuits: el hielo ártico está retrocediendo

Expedición al Ártico de Greenpeace, día 1.
GREENPEACE
Actualizado 18/07/2013 16:05:50 CET

MADRID, 18 Jul. (EUROPA PRESS) -

La expedición de Greenpeace al Ártico, que empezó este lunes, ha alcanzado el glaciar de Tiniteqiilaq, en Groenlandia. La constatación del retroceso del manto de hielo ha venido de la mano de los habitantes de la región, los inuits, según relata la ONG, a través del diario de viaje.

"Hace cinco años no se podían ver las rocas porque estaban cubiertas de nieve", comentaba Bendt. Él es un habitante de la zona que está guiando al grupo, compuesto entre otros por Alejandro Sanz, a través de los glaciares.

La asociación internacional ha conseguido reunir, hasta la fecha, 3.500.000 firmas a través de la página www.savethearctic.org para solicitar a Naciones Unidas que la zona no habitada que rodea al Polo Norte sea declarada santuario global y que se prohíban las prospecciones petrolíferas y la pesca industrial en las aguas del Ártico.

Greenpeace considera que las grandes empresas de hidrocarburos son las responsables de este calentamiento y, también, las máximas beneficiarias del deshiele de esta zona pues las permite el acceso a nuevos yacimientos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies