Un 10% de los delincuentes que cumplen condena en cárceles españolas son ladrones de guante blanco

Actualizado 30/06/2006 21:00:10 CET

MADRID, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

En las cárceles españolas están recluidas casi 6.300 personas condenadas por cometer delitos como estafa, prevaricación, desfalco o cohecho y ocultarlos tras la legalidad de sus cargos públicos o la honestidad que se les presupone. Son los conocidos como ladrones de guante blanco o de cuello blanco, delincuentes que representan el 10 por ciento de la población reclusa en España, según el libro 'Nuestro presos: cómo son, qué delitos cometen y qué tratamiento se les aplica' escrito por el psicólogo jurídico Juan Romero Rodríguez. Además, según este libro, que se presentó hoy en Madrid, España es uno de los países europeos con mayor tasa de presos en relación a su población, con 63.000 reclusos repartidos en 68 centros penitenciarios.

El libro, a cuya presentación acudió la directora general de Instituciones Penitenciarias, Mercedes Gallizo, recoge los perfiles psicológicos de los tipos de delincuentes y delitos que se cometen actualmente en España. Psicópatas, delincuentes sexuales o violentos, ladrones, toxicómanos, estafadores, proxenetas... pueblan las prisiones españolas. Además, Romero Rodríguez recoge en su libro las teorías explicativas de cada delito ilustrándolos con casos prácticos.

Según apunta, las terapias que resultan más difíciles son las de los denominados ladrones de guante blanco o de cuello blanco, pues los presos son víctimas de sus propias mentiras y de un mundo enfermizo que se han creado. Así, la terapia debe ir enfocada a inocular principios de realidad, para desmontar sus mentiras y reestructurar su conocimiento, para lo cual, la ayuda familiar es un factor muy importante. Aún así, un 50 por ciento de los casos no asume la culpa de su responsabilidad.

En España, un 10 por ciento de la población reclusa cumple pena por estos delitos, que poseen el récord de cifras en cuanto a casos no denunciados. Una cifra considerable (6.300 presos) si tenemos en cuenta que España tiene 63.000 reclusos repartidos en 68 cárceles en todo el país, convirtiéndose en uno de los países de la Unión Europea con las cotas más altas en cuanto a población de presos se refiere. Los reclusos por delitos de guante blanco son incluso superiores a los presos por delitos violentos.

SOCIEDADES E INDIVIDUOS

En este sentido, el libro 'Nuestros presos: cómo son, qué delitos cometen y qué tratamiento se les aplica' apunta que en España, en el año 2005 había en prisión 1.650 asesinos-homicidas, 1.580 autores de delitos de lesiones y 650 delincuentes de orden público. Señala, además, que el aprendizaje social es un factor que modifica y altera las conexiones neuronales, por lo que culturas y sociedades más agresivas fomentarán más egoísmo y violencia. A sociedades más agresivas, individuos más violentos.

Otros de los delitos que más afectan a nuestra sociedad son los delitos contra la propiedad (60 por ciento) y contra la salud pública (75-80 por ciento). Aunque el libro recuerda que en estos delitos hay que tener en cuenta la variable biológica, tan sólo el 5 por ciento de los casos se explica por predisposiciones orgánicas. "Los actos criminales son el resultado de decisiones personales una vez sopesadas las oportunidades de ser descubierto y de sus consecuencias. Lo importante es la relación beneficio-costo", subraya.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies