Los 10 palacios y castillos reales más impresionantes de Europa

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Los 10 palacios y castillos reales más impresionantes de Europa

Palacios y castillos reales de Europa
EUROPA PRESS
Actualizado 30/11/2016 16:31:24 CET

MADRID, 30 Nov. (EDIZIONES)

Europa está repleta de residencias reales. Monarcas católicos, musulmanes, ortodoxos o protestantes han dejado huella a lo largo de la historia del viejo continente y hoy en día, sus legados arquitectónicos son atractivos turísticos que reflejan el pasado histórico y cultural de la sociedad europea.

Desde Portugal hasta Rusia, hemos hecho una selección de los diez palacios y castillos reales más impresionantes del viejo continente que son de visita obligada. ¿Cuántos de esta lista has visitado?

PALACIO DA PENA - PORTUGAL

El Palacio Nacional da Pena fue construido por el rey Fernando II de Portugal a mediados del siglo XIX como obsequio a su esposa María II. El edificio, situado en Sintra, a unos 30 kilómetros de Lisboa, fue construido sobre las ruinas de un monasterio de frailes que quedó derruido tras el terremoto de Lisboa de 1755.

Wikipedia/Singa Hitam

Su estilo arquitectónico ecléctico muestra estilos tan diferentes como el romántico, el mudéjar, el manuelino o el gótico en sus fachadas pintadas de rojo y amarillo. Además se conservan restos de la capilla del antiguo monasterio que resistieron al terremoto y es posible visitar el palacio por dentro y recorrer los dormitorios y salones donde hacía vida la Corte.

Wikipedia/Lusitana

Este edificio, que fue residencia de verano de la familia real portuguesa, destaca también por su ubicación en lo alto de una de las montañas de la Sierra de Sintra y por su entorno, ya que Fernando II mandó crear allí un parque exótico con más de quinientas especies de árboles y plantas procedentes de todo el mundo aprovechando el clima húmedo de la sierra.

El palacio fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1995.

PALACIO DE PETERHOF - RUSIA

El Palacio de Peterhof, situado al oeste de la ciudad de San Petersburgo, fue construido por Pedro I de Rusia, quien se inspiró en el Palacio de Versalles para construir este palacio imperial a las afueras de la ciudad que él mismo fundó para abrir Rusia a Europa.

Wikipedia/Florstein

Una de los elementos más llamativos de este lugar es el gran número de fuentes situadas frente a la fachada principal del palacio, 64 en total, y sus 200 estatuas de bronce, construcción que fue ordenada por la reina Isabel I, hija de Pedro I, junto a la ampliación del palacio y los jardines.

PALACIOS NAZARÍES EN LA ALHAMBRA DE GRANADA - ESPAÑA

El que es ahora el monumento más visitado de España, fue en el pasado la residencia de los monarcas del Reino Nazarí de Granada. Los Palacios Nazaríes situados en la Alhambra de Granada fueron fundados por el primer rey del Reino de Granada, Alhamar -Mohamed I-, en el siglo XIII.

Wikipedia/Jebulon

El conjunto está compuesto por tres palacios: Mexuar, donde se realizaba la administración de justicia y el despacho de asuntos de Estado; el Palacio de Comares, donde residía el rey y Palacio de los Leones, zona privada del palacio en la que se encuentra el Harén, parte del palacio donde no había recepciones oficiales, ni protocolo y donde el sultán mantenía a sus esposas vigiladas.

Destaca en este conjunto la Torre de Comares por ser la edificación de mayor altura de la Alhambra con una altura de 45 metros y por ser lugar, según la leyenda, de varios acontecimientos históricos como el acuerdo de entregar Granada a los Reyes Católicos o la reunión en la que Cristobal Colón convenció a los Reyes de su expedición a las Indias.

Estos palacios presentan elementos típicos de la arquitectura andalusí como el arco de herradura con alfiz, las albanegas o los capiteles, aunque fue la decoración la mayor preocupación de sus arquitectos ya que se llegan a encontrar arcos interiores falsos que solo sirven para decorar o un tipo de columna cilíndrica muy fina decorada con anillos que no aparece en ninguna otra construcción islámica.

CASTILLO DE CHAMBORD - FRANCIA

Entre los numerosos castillos del valle del Loira en Francia -conjunto declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco- se encuentra el Castillo de Chambord. El rey Francisco I fue el encargado de mandar construir este castillo en 1519 y las obras se vieron interrumpidas tras su derrota frente a las tropas del emperador Carlos I de España en Pavía.

Fue a finales del siglo XVII, con el reinado de Luis XIV, cuando se dieron por terminadas las obras. Se convirtió en residencia ocasional de este monarca pero tras su muerte, ya en el siglo XVIII, Chambord dejó de ser residencia real para convertirse en el hogar de familiares del rey, militares y finalmente en propiedad privada. En la actualidad es propiedad estatal y cualquier visitante puede recorrer gran parte de este castillo.

Wikipedia/Calips

El estilo arquitectónico de Chambord mezcla elementos del Renacimiento italiano -algunos historiadores creen que Leonardo Da Vinci estuvo detrás del diseño- y de la época medieval francesa. Destaca de esta antigua residencia real la torre del homenaje, los elementos góticos en la azotea, su escalera de caracol o los fosos de agua que rodean la edificación.

CASTILLO DE WINDSOR - REINO UNIDO

En la localidad de Windsor, al oeste de Londres, se encuentra el Castillo de Windsor, uno de los lugares turísticos más visitados de Reino Unido. Se trata del castillo habitado más antiguo y grande del mundo y ha sido residencia real de la familia real británica durante casi mil años hasta hoy.

Guillermo I de Inglaterra fue quien mandó construir este castillo en 1070 al oeste de Londres como fortaleza para defender la capital británica y 16 años después concluyeron las obras. Construido sobre una colina, es de estilo georgiano y victoriano y ocupa aproximadamente cinco hectáreas.

Wikipedia/David Watterson

La reina Isabel II del Reino Unido utiliza esta residencia real para pasar los fines de semana, vive allí un mes durante la época de Pascua, una semana en junio para acudir al Royal Ascot y también es el lugar donde recibe a mandatarios y monarcas extranjeros. En noviembre de 1992 sufrió un grave incendio que destrozó varias estancias del castillo y que llevó a realizar trabajos de restauración que duraron cinco años.

NUEVO PALACIO DE POTSDAM - ALEMANIA

Erigido por Federico II el Grande en 1769, el Nuevo Palacio de Potsdam es el más grande del complejo de jardines y edificios de Sanssouci, al sudoeste de Berlín, que fue residencia de verano oficial de este monarca.

Declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1990, este complejo fue residencia de verano oficial del Federico II aunque este palacio en concreto lo reservó para sus invitados. Un siglo después, Federico III y a continuación su hijo Guillermo II convertirían este palacio en su residencia oficial.

Wikipedia/Manfred Heyde

En la actualidad, parte del Nuevo Palacio de Potsdam es usado por la Universidad de Potsdam y es posible visitar 60 de las 200 habitaciones que tiene el palacio entre las que destaca un teatro del siglo XVIII. Además se pueden recorrer las 500 hectáreas que tiene en total el parque y que albergan hasta 150 edificaciones palaciegas.

CASTILLO DE NEUSCHWANSTEIN - ALEMANIA

Uno de los enclaves turísticos más visitados de Alemania es el Castillo de Neuschwanstein, situado al sur del país y muy próximo a la frontera con Austria. Construido por orden de Luis II de Baviera, su intención era utilizar esta residencia para refugiarse de la vida pública. La primera piedra se puso en 1869 y tras una construcción de gran dificultad dadas las dimensiones del edificio y la orografía, en 1873 se finalizó la construcción de la puerta fortificada -que suponía solo una pequeña parte de todo el complejo- y no fue hasta 1884 cuando pudo habitarse todo el complejo.

En 1886, el rey murió, pudiendo disfrutar de todo el complejo durante apenas tres años y Neuschwanstein fue abierto al público siete semanas después. Su belleza y su entorno único hacen que casi un millón y medio de personas lo visiten cada año. Como curiosidad, en lo alto del castillo se ha colocado una webcam que permite a los que aún no han visitado el complejo visualizar, casi en tiempo real, una de las torres del castillo y el entorno en el que se encuentra.

jh146

PALACIO DE SCHÖNBRUNN - AUSTRIA

Conocido como el 'Versalles Vienés', el Palacio de Schönbrunn, situado en Viena, fue residencia de verano de la familia del emperador. Maximiliano II, educado en la corte española, fue quien adquirió el terreno donde ahora se asienta el palacio, y donde entonces solo se encontraba una casa, un molino y un establo, por lo que lo dedicó a la crianza de caballos españoles.

Tras su muerte en 1637, su mujer Eleonora de Gonzaga, pasa a ser la propietaria de la propiedad y hace construir un palacete. En 1743 el palacio es totalmente reformado por órdenes de Maria Teresa, hija de Carlos VI, hasta alcanzar el aspecto que puede verse a día de hoy.

Wikipedia/Daniel Stockman

En su interior, el palacio cuenta con numerosos salones y habitaciones de estilo rococó donde residían los Habsburgo y también objetos que pertenecieron a la emperatriz Sisí. En el mismo complejo se puede visitar el zoo de Schöbrunn, que se trata del zoológico más antiguo del mundo.

CASTILLO DE BUDA - HUNGRÍA

El Castillo o Palacio de Buda es sin duda el edificio más emblemático de Budapest y fue en su día la residencia de los reyes de Hungría. Se encuentra a 48 metros de altura sobre el río Danubio y su construcción comenzó en torno al año 1241 por el rey Bela IV de Hungría después de que la invasión tártara dejara el reino casi totalmente destruido y saqueado.

En los siglos posteriores, los monarcas que habitaron esta residencia real realizaron varias reformas y ampliaciones, alcanzando su máximo esplendor durante el Renacimiento, cuando se decoraron las fachadas con elementos propios de esta época.

Wikipedia/Cristian Bortes

En la actualidad, en el interior de este castillo se encuentra la Galería Nacional Húngara, la Biblioteca Nacional de Hungría y el Museo de Historia de Budapest.

PALACIO DE VERSALLES – FRANCIA

El Palacio de Versalles es probablemente uno de los complejos monárquicos más conocidos dentro y fuera de Europa y está considerado Patrimonio de la Humanidad. Situado en el municipio de Versalles, al sudoeste de París, fue en su inicio el pabellón de caza de Luis XIII y fue su hijo Luis XIV hacia 1668 quien lo amplió y estableció allí la sede de la Corte francesa.

El punto de inflexión en la vida de este palacio ocurre con la Revolución Francesa en 1789, cuando tras su saqueo, Versalles se queda vacío y unos años después se convierte en el Museo de la historia de Francia. Solo el palacio tiene una superficie de 67.000 metros cuadrados y algunos de sus espacios más conocidos son la Galería de los Espejos, que cuenta con más de 300 espejos y tiene 73 metros de longitud, o sus jardines que tienen una extensión de 800 hectáreas.

Wikipedia/Myrabella

FRANCIA REDECORA SUS TRENES PARA CONVERTIRSE EN VERSALLES

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies