225.000 firmas y 100 croquetas ilegales para concienciar sobre el desperdicio de alimentos

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

225.000 firmas y 100 croquetas ilegales para concienciar sobre el desperdicio de alimentos

Las 'croquetas ilegales' durante la reunión con el PP
PP/TWITTER
Publicado 19/10/2016 18:05:38CET

MADRID, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los promotores de una iniciativa para evitar que se desperdicie la comida en los comedores sociales y escolares han llevado este miércoles al Congreso de los Diputados 225.000 firmas y 100 'croquetas ilegales' para demandar una modificación de la Ley de Seguridad Alimentaria con el fin de que la sobras de estos centros sirvan para alimentar a más personas.

Concretamente, piden un plan de trazabilidad, con la implicación de ayuntamientos, comedores escolares, centros sociales y empresas de catering, para que, siguiendo un plan de eliminación de riesgos y creando un protocolo de actuación de congelación y transporte, se pueda aprovechar el excedente de comida cocinándola otra vez o distribuyéndola entre familias sin recursos.

Romero comenzó esta "cruzada" cuando supo que las normas del Ministerio de Sanidad obligan a tirar los sobrantes de los platos de comida, pero no se especifica qué hacer con los alimentos que no han llegado a salir de la cocina. Se le ocurrió que si los centros medían bien las porciones que ponían en los platos de los estudiantes, el resto podría reutilizarse sin contravenir ninguna ley.

Trabajó con la empresa de catering del centro escolar y consiguieron reducir en un 90 por ciento el desperdicio. Después llegó otro "experimento" en Lleida, donde, entre varias escuelas se consiguió repartir más de 8.000 raciones de comida sobrante.

Ahora, su intención es que estos pequeños gestos se conviertan en algo común en todo el país. Precisamente, con el objetivo de "conseguir más visibilidad" colgó su iniciativa en 'Change.org' y ha decidido entregar las firmas en el Congreso, en donde se ha reunido con la presidenta de la Cámara Baja, Ana Pastor, PP y Unidos Podemos.

"NO SE PROPICIA EL APROVECHAMIENTO"

"Hay que sensibilizar a las nuevas generaciones para evitar el despilfarro alimentario", ha subrayado la cocinera durante los encuentros. A su juicio, "el centro escolar es el espacio idóneo para transmitir valores y educar a los jóvenes en el valor de los alimentos más allá del precio".

Romero ha estado acompañada en estos encuentros por el experto en seguridad alimentaria, Juan Marcos de Miguel, y la chef del restaurante Semproniana Ada Parellada, responsable de las 100 croquetas 'ilegales' de pollo.

Según han explicado, las han llamado 'ilegales' porque actualmente las instituciones no propician el aprovechamiento del excedente de comida en los comedores escolares por razones "de equilibrio nutricional, de seguridad alimentaria y económicas, dado que reaprovechar es más caro que tirar".

LA INICIATIVA LLEGA A LOS SUPERMERCADOS

De Miguel ha destacado la importancia de la labor de Romero, "porque apela a la formación y a la información para cambiar el paradigma del despilfarro en estos espacios". Además, ha advertido que el problema del desperdicio de residuos en comedores escolares apenas ha sido medido.

El experto ha indicado que hay ciertos alimentos que no se pueden aprovechar y por ello, según ha explicado, se incluiría en la normativa la eliminación de aquellos que por su naturaleza los hacen peligrosos como los realizados a base de huevo, marisco o pastelería, entre otros.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies