El 40% de los accidentes de tráfico con víctimas se producen en cruces e intersecciones

Publicado 21/03/2018 18:54:00CET

MADRID, 21 Mar. (EUROPA PRESS) -

El 40% de los accidentes con víctimas que se producen en España tienen lugar en cruces o intersecciones, y el 21,5% de los fallecidos en siniestros viales fueron en este tipo de zonas, según datos de la DGT recogidos y analizados por la Asociación Profesional de Empresas Formadoras en Seguridad Vial (Formaster).

Según el análisis, los accidentes en cruces o intersecciones superan en 23 puntos a los acaecidos en rectas --que representan el 16,7% de los siniestros-- y en 31 puntos a los ocurridos en curvas --donde se produce el 8,5% de los accidentes con víctimas--.

La intersección más peligrosa y, por tanto, la que más accidentes con personas lesionadas conlleva es la de forma de 'X' o '+', con el 43% de los siniestros, seguido de los cruces en 'T' o 'Y' (incorporaciones a autovías o autopistas o estrechamientos de la calzada), donde se producen el 29,2% de los incidentes viales con víctimas.

Del análisis también se desprende que la rotonda registra la menor siniestralidad, pues sólo el 22,3% de los accidentes suceden en ellas. En cambio, este porcentaje sube hasta el 35% cuando la rotonda se sitúa en zonas interurbanas, principalmente debido a la alta velocidad y el poco tiempo que tiene el conductor para reaccionar ante ella.

AUMENTO DE SINIESTRALIDAD EN CRUCES

Asimismo, según datos de 2016 de la DGT, el 21,5% de los fallecidos en coche fue debido a un accidente producido en un cruce (389 muertos), un porcentaje "elevadísimo" para la asociación. Además, de los casi 142.200 heridos registrados en las carreteras de España, más de 54.400 --un 38,3%-- fueron heridos leves o graves por un siniestro en un cruce.

En este sentido, Formaster destaca el aumento del número de accidentes mortales en los cruces en núcleos urbanos. Según indica la asociación, los dos accidentes más comunes en una intersección son, por un lado, el alcance entre dos vehículos y, por otro, el alcance frontolateral.

El análisis revela que el daño más común en un accidente en un cruce es el latigazo cervical lateral, donde el conductor no tiene elementos de seguridad para mitigar estos golpes en el cuello que pueden producir grandes lesiones.