Los 450 explotados por la mafia china en Mataró (Barcelona) trabajaban hacinados 12 horas al día

 

Los 450 explotados por la mafia china en Mataró (Barcelona) trabajaban hacinados 12 horas al día

Actualizado 17/06/2009 16:16:02 CET

BARCELONA, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

Las 450 personas que ayer los Mossos d'Esquadra encontraron en los 72 locales y domicilios registrados durante una macroperación contra la mafia china en Mataró (Barcelona) trabajaban hacinadas entre 10 y 12 horas diarias la semana entera, aunque no estaban encerrados, si bien muchos de ellos vivían allí mismo.

En la operación 'Wei', en la que participaron 750 mossos, entre ellos 300 investigadores, detuvieron por un delito contra los derechos de los trabajadores a 76 ciudadanos chinos y un español, e imputaron a otros cinco, que eran quienes presuntamente regentaban los talleres textiles registrados y tenían explotados a sus compatriotas.

El subjefe de la División de Investigación Criminal de los Mossos, el inspector Josep Monteys, explicó hoy en rueda de prensa que las condiciones laborales de los trabajadores eran "duras" y "difíciles", porque en los talleres y viviendas había suciedad, poca ventilación, poca luz, se congregaban muchas personas en un espacio muy pequeño, y cobraban un sueldo "tan bajo" que les obligaba a seguir viviendo en esta situación.

En uno de los registros hallaron un retrovisor de coche en la pared que servía al encargado para vigilar a los empleados cuando estaba de espaldas y en varios locales había cámaras exteriores para detectar la llegada de inspectores de Trabajo o policías.

Las 450 personas explotadas --entre las que había un menor--, "no tenían asimilado que son víctimas" si bien en algunos casos presentaron denuncia.

El inspector no precisó si se les ha abierto un proceso de expulsión a quienes no tenían la documentación en regla, y que ayer se les tomó declaración en comisaría, a la espera de ser citados por el juez.

Se desconoce cómo llegaron a España, aunque en estos casos, según el inspector, llegan con un visado de turista y luego se quedan "escondidos", trabajando para conseguir dinero para pagarse la documentación.

La mayoría pasaron la noche en casa de familiares y amigos, y el consulado ya ha sido alertado para que realice los trámites oportunos.

Respecto al destino de la ropa que confeccionaban en los talleres textiles registrados, Monteys explicó que trabajaban para distintas empresas y podía haber "muchos intermediarios", por lo que todavía se investiga a dónde iba a parar el material.

En la operación, que continúa abierta, se decomisó numerosa documentación que servirá durante la instrucción, y se localizó gran cantidad de piezas de ropa que estaban confeccionadas o por confeccionar.

La investigación, que está bajo secreto de sumario, la dirige el Juzgado de Instrucción número 2 de Mataró, y se ha llevado a cabo coordinadamente con la Fiscalía Especial contra el Crimen Organizado.

UGT ESTUDIA PERSONARSE COMO ACUSACIÓN POPULAR

El delegado comarcal de UGT en el Maresme, Lluís Torrents, aseguró hoy que el sindicato estudia personarse como acusación popular contra los detenidos por explotar y esclavizar a ciudadanos chinos, "unos hechos inadmisibles" que dan "vergüenza social".

En declaraciones a Europa Press, Torrents pidió "máxima firmeza" en el castigo a los explotadores y "máximo apoyo" a las víctimas, pidiendo que se estudie cada caso para ver si se puede regularizar su situación acogiéndose a la figura de arraigamiento laboral por llevar un año trabajando en condiciones infrahumanas.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies