Un 63% de españoles se plantea adquirir un 'coche conectado' en la compra de su nuevo vehículo

Publicado 12/02/2018 18:42:52CET

MADRID, 12 Feb. (EUROPA PRESS) -

Un 63% de los españoles se plantea adquirir un 'coche conectado' en la compra de su nuevo vehículo, un porcentaje en línea con la media global pero superior a la europea.

Así se desprende del estudio 'Connected Car' de Kantar TNS, que explora las actitudes y comportamientos de los automovilistas en relación al 'coche conectado', que revela además que España es el país europeo que mayor intención de compra muestra en torno a los vehículos conectados.

El estudio muestra cómo los automovilistas españoles tienen en general un mayor interés que sus homólogos europeos en la mayoría de las innovaciones en torno a la conducción, ya sea porque actualmente las usan o porque estarían interesados en incorporarlos.

En este sentido, más de la mitad de los automovilistas españoles se muestran interesados en los coches autopilotados (48% a nivel global y 36% a nivel europeo), mientras que el 70% muestra interés por la conducción eléctrica (total o parcial), cuando la media europea es del 53% y la global se sitúa en el 55%.

Asimismo, el informe destaca que el interés por la tecnología conectada se acompaña de una demanda hacia la red comercial, ya que un 55% de automovilistas espera que se le asesore acerca de este tipo de tecnología en su visita al concesionario.

No obstante, el estudio de Kantar TNS muestra cómo un 32% de los propietarios españoles de un vehículo con funciones de conectividad no es consciente de que su vehículo sea un 'coche conectado'. La cifra, en cambio, es sensiblemente inferior a la media europea, con un 46% de automovilistas que no son conscientes de tener un vehículo de estas características.

Por otro lado, los encuestados muestran una mayor confianza en el uso de los datos que realizan las marcas de automoción frente a otros gigantes tecnológicos. Mientras que un 38% de los españoles declara tener confianza en el uso que hacen de sus datos las marcas de coches, sólo el 15% dice lo mismo de las marcas tecnológicas.