La delegada del Gobierno en Extremadura asiste a los funerales de las siete personas fallecidas

Actualizado 12/09/2010 22:46:20 CET

MÉRIDA, 12 Sep. (EUROPA PRESS) -

La delegada del Gobierno en Extremadura, Carmen Pereira, ha asistido a las honras fúnebres de los siete fallecidos en el accidente de tráfico ocurrido el sábado en la carretera EX-336, entre las localidades de Oliva de Mérida y Villagonzalo (Badajoz).

Un choque frontal entre un BMW y un Citroen en la madrugada del sábado se cobró la vida siete personas. En el BMW viajaban dos hermanos y dos primas, mientras que en el vehículo de la marca Citroen viajaba un matrimonio y un familiar, fallecidos los tres, y un menor que resultó herido. Se trata del único superviviente, un menor de 14 años, que permanece ingresado, estable dentro de la gravedad, en la UCI del Hospital de Mérida.

De esta forma, Pereira acudió a las 11.00 horas al funeral en Palomas (Badajoz), de donde era natural el matrimonio fallecido. De la misma manera, ha asistido a las 12.30 al funeral en Puebla de la Reina del acompañante del matrimonio fallecido; y a las 17.30 horas ha hecho lo propio en Oliva de Mérida, lugar de nacimiento de los cuatro jóvenes muertos.

Diferentes personalidades políticas de la región mostraron durante la jornada del sábado sus condolencias a los familiares de las víctimas. Así, el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, manifestó su "profunda sensación de pena" por esta "verdadera tragedia".

El jefe del Ejecutivo extremeño recordó que esta región ha registrado en esta última semana diez fallecidos, seis de ellos jóvenes, en referencia a los cuatro de este accidente y las dos víctimas mortales en el accidente de tren de Carmonita (Badajoz), a principios de semana.

Asimismo, tanto el PP como el PSOE de Extremadura trasladaron su pésame a las familias de las siete víctimas mortales. Los municipios de Oliva de Mérida, de unos 1.900 habitantes, Palomas, de unos 700 habitantes, y Puebla de la Reina, de unos 900 habitantes, han decretado varias jornadas de luto.