Acuerdan en Granada una multa de 1.080 euros para el acusado de almacenar material pedófilo en su ordenador

Actualizado 25/11/2009 13:09:42 CET

GRANADA, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía y la defensa han acordado una multa de 1.080 euros para un hombre de 45 años, de iniciales A.C.G., por almacenar en su ordenador archivos pedófilos descargados de internet, por un delito de posesión de material pornográfico relativo a menores, según informaron a Europa Press fuentes del Ministerio Público.

El fiscal encargado del caso ha considerado que el procesado, que se enfrentaba inicialmente a una pena de seis años de prisión por posible corrupción de menores, no distribuyó ni exhibió los archivos descargados, sino que los almacenó para "uso propio" tras visitar determinadas páginas web.

El hombre iba a ser hoy enjuiciado en la Sección Primera de la Audiencia Provincial, pero la vista no ha llegado a celebrarse después de que las partes alcanzaran ayer mismo el acuerdo de conformidad.

Tras tener conocimiento de la descarga de este tipo de archivos por parte del inculpado, la Policía Judicial obtuvo la orden para localizar la IP de su ordenador y registrar su domicilio, en la localidad granadina de Las Gabias. Así, el 12 de diciembre de 2006 los funcionarios policiales intervinieron el ordenador portátil del imputado, donde no se hallaron archivos de contenido audiovisual pornográfico, ni ningún programa de intercambio instalado.

El acusado, sin antecedentes penales, manifestó voluntariamente que poseía un equipo de sobremesa en reparación en una tienda informática y consintió su recogida por la Policía Judicial. Dicho equipo contenía dos discos duros como dispositivos de almacenamiento, en los que se había borrado todo rastro de ficheros almacenados y programas de intercambio anteriormente instalados, según el relato fiscal.

Sin embargo, un análisis más exhaustivo puso en evidencia el empleo por el acusado de cadenas de búsqueda de ficheros pornográficos, con un total de 53 concurrencias. El borrado posterior denota, junto con esas rutas de almacenamiento, el conocimiento de la ilicitud de su comportamiento, y la necesidad de borrar toda huella de su participación en los hechos, considera el fiscal en su escrito de acusación.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies