AI denuncia la confiscación de la oficina de la ONG Viasna por parte de las autoridades bielorrusas

Actualizado 27/11/2012 9:09:35 CET

MADRID, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

Amnistía Internacional (AI) ha denunciado este lunes la confiscación de la oficina de la organización pro Derechos Humanos Viasna por parte de las autoridades de Bielorrusia, un hecho que ha calificado como una "violación flagrante" de las obligaciones de Minsk con los Derechos Humanos.

La organización ha señalado que representantes del Ministerio de Justicia, la Policía y una compañía gasística local se han presentado en la oficina en la mañana del lunes para cerrarla y acordonarla. La decisión se ha producido poco después de que Bielorrusia negara a un enviado de AI entrar al país y es parte de la sentencia impuesta en 2011 contra el presidente de Viasna, Ales Bialitski.

"El derecho a formar asociaciones --incluso si promueven ideas pacíficamente que difieren con la opinión popular y el Gobierno-- es un derecho fundamental y la base de toda sociedad democrática. Pese a que la Constitución bielorrusa garantiza el derecho de asociación, vemos cada día violaciones de los derechos de asociación, asamblea y expresión", ha dicho el subdirector del programa de AI para Europa y Asia Central, David Díaz-Jogeix.

Bialitski, que también es vicepresidente de la Federación Internacional de Derechos Humanos, fue detenido en Minsk el 4 de agosto de 2011 y juzgado el 24 de noviembre, tras lo que fue condenado por evasión fiscal "a gran escala" por el uso de cuentas bancarias personales en Lituania y Polonia en apoyo al trabajo de Viasna en Bielorrusia.

AI ha declarado a Bialiatski prisionero de conciencia y ha denunciado que el juicio fue injusto, ya que se vio obligado a abrir las cuentas en el extranjero después de que las autoridades prohibieran Viasna, motivo por el que no podía abrir las cuentas en el país.

La condena acarreaba cuatro años y medio de cárcel, así como una multa y la confiscación de sus propiedades, incluyendo la oficina de Viasna en Minsk. La mujer de Bialiatski, Natalia Pinchik, recibió el 17 de noviembre una notificación para informarle sobre la confiscación de la oficina y el resto de propiedades el 26 de noviembre.

"Ni la represión contra nuestro líder y el resto de miembros de Viasna ni la confiscación de nuestra oficina impedirán que sigamos trabajando", ha dicho el director en funciones de la organización, Valentin Stefanovich. "No vamos a detener el trabajo legítimo de la organización. Todas las víctimas de violación de los Derechos Humanos pueden contar con nuestra ayuda y apoyo", ha agregado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies