El alcalde de Toledo cree que la protesta supondrá un "punto de inflexión" a la hora de reclamar el agua en C-LM

Actualizado 20/06/2009 20:31:16 CET

El alcalde de Toledo cree que la protesta supondrá un "punto de inflexión" a la hora de reclamar el agua en C-LM

Foto de la Noticia
Foto: EP + Ampliar




   TOLEDO, 21 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El alcalde de Toledo, Emiliano García-Page, aseguró este sábado que la manifestación celebrada en la ciudad de Talavera de la Reina con la participación de decenas de miles de personas en defensa del río Tajo va a suponer un "punto de inflexión" a la hora de reclamar el agua en Castilla-La Mancha "porque en otras regiones de España llevan manifestándose por algo que tienen, que es nuestro agua, y ya es hora de que aquí nos manifestemos por algo que nos quitan".

   García-Page hizo estas declaraciones al término de la manifestación organizada en la Ciudad de la Cerámica por la Plataforma en Defensa de los ríos Tajo y Alberche, después de participar en la misma sujetando la pancarta de la segunda cabecera de dicha manifestación, en la que se encontraban representantes de diferentes grupos políticos y cargos públicos de la comunidad autónoma.

   El alcalde toledano consideró que la manifestación ha resultado "un éxito evidente" que permite dejar muy claro a todo el mundo que "estamos hartos" porque en Castilla-La Mancha "llevamos treinta años padeciendo que tengamos menos agua en el río que la que se va por una tubería hacia Murcia".

   "Es verdaderamente increíble que en cualquier balsa de riego de  Murcia que tiene nuestro agua se pueda bañar la gente porque lo cogen aguas arriba porque está limpia y  aquí no podamos sin embargo ni acercarnos", afirmó el regidor toledano.

   García-Page aseguró también que sería un insulto que alguien pensara que con la manifestación de hoy en Talavera de la Reina, los castellano-manchegos defienden un modelo de reparto de agua insolidario, puesto que "somos los únicos que aportamos agua y no lo aportamos porque nos sobre, sino a costa de no tenerla aquí".

   En este sentido, el alcalde de la capital de Castilla-La Mancha recordó que cuando en Zaragoza, miles de ciudadanos salieron a defender el Ebro ante un posible trasvase nadie se atrevió a llamarlos insolidarios "porque saben lo que está en juego".

   El río Tajo, añadió, debe ser un río con mucha más agua y de mejor calidad que la de ahora, "porque no puede ser que tengamos un río realmente sucio, que parece una cloaca" por el hecho de que por su caudal vaya menos agua de la que debería ir por el trasvase Tajo-Segura.