Los alpinistas del proyecto '7 cumbres solidarias' resultan afectados por la situación de Air Comet

Actualizado 29/12/2009 12:01:53 CET

Tras cambios y costes adicionales completan 40 horas de vuelo y llegan a la Antártida

MÓSTOLES (MADRID), 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los alpinistas del proyecto '7 cumbres solidarias', que se encuentran en la quinta de sus expediciones para escalar el pico más alto de cada continente al tiempo que realizan acciones solidarias, se han visto afectados en los últimos días por la situación de la aerolínea Air Comet.

Según explicaron ellos mismos, "el martes por la mañana, a falta de 3 días para la salida, la compañía quebró sin que quedase posibilidad de volar a pesar de haber pagado el desorbitado precio de la expedición".

Ante esta situación, los dos aventureros madrileños decidieron hacerse con un nuevo billete a Buenos Aires --su destino con Air Comet-- a través de París para, posteriormente, poder enlazar con el resto de los vuelos que les tenían que llevar hasta Punta Arenas, inicio de la expedición.

De este modo, los alpinistas tuvieron que alargar su viaje, el número de escalas e incrementar "sustancialmente" el presupuesto de la expedición. "No tuvimos otra alternativa porque si hoy, día 29, no estábamos en la localidad de Punta Arenas, perdíamos nuestro pase a la Antártida, hundiéndose nuestras ilusiones, sueños y proyectos", explicaron.

No obstante, estos dos madrileños explicaron que el Ministerio de Fomento se puso en contacto con ellos el pasado miércoles para ofrecerles un vuelo a Buenos Aires pero, por la situación del viaje, no les quedó más remedio que tomar la decisión anteriormente expuesta.

"Cierto es que todos estos contratiempos lo único que han conseguido es ocasionarnos una incertidumbre y un nivel de estrés totalmente innecesario a apenas días de partir, pero como luchadores que nos consideramos, no pensamos rendirnos a nuestra suerte y nuestras mentes, nuevamente enfocan al continente blanco como nuestro único destino". manifestaron.

Tras casi 40 horas de vuelos, Juan y Pablo, los dos alpinistas que forman parte de este proyecto, consiguieron llegar a su destino. "El primer paso hacia una nueva aventura se ha completado con éxito. El frío austral nos recibió con los brazos abiertos, pero nuestros corazones laten con fuerza dándonos el calor que nos hace sentirnos dichosos", añadieron.

4 AÑOS DE ESCALADAS

Los alpinistas Pablo Martín García y Juan García Arriaza, vinculados a los municipios madrileños de Móstoles y Fuenlabrada, ascenderán en unos días la montaña más alta de la Antártida dentro de su proyecto '7 Cumbres Solidarias', en el que escalan el pico más alto de cada continente mientras desarrollan diferentes labores sociales en escuelas y orfanatos de las zonas que visitan.

Tras el Kilimanjaro en África, el Elbrus en Europa, el Aconcagua en Sudamérica y la Pirámide de Carstensz en Oceanía, ahora se preparan para el que sin duda será uno de los más duros retos del proyecto: el Monte Vinson que, con sus 4897 metros de altitud, es la montaña más alta del continente antártico. El lugar donde se encuentra dicha montaña es uno de los más inhóspitos y fríos del planeta.

Durante los primeros días de enero, los intrépidos montañeros lucharán contra las inclemencias meteorológicas y las bajas temperaturas que podrían rondar los 40 grados bajo cero con el fin de conseguir lograr este nuevo objetivo.

Pese a que la ascensión es técnicamente sencilla y que contarán con 24 horas de luz al día, las bajas temperaturas, los fuertes vientos y la incomunicación de la zona, harán que esta expedición sea todo un desafío.

El proyecto '7 Cumbres Solidarias' arrancó en el año 2005 y todavía continúa. Los montañeros entregaron al alcalde de Fuenlabrada la bandera local, que ondeó en uno de los picos, y han expuesto en Móstoles las fotografías de alguna de sus recientes ascensiones.